El impacto económico que generó la actividad turística durante los nueve fines de semana largos de 2015 es superior a los 15.000 millones de pesos en las economías regionales de todo el país, cuando aún resta el desarrollo del de Navidad, de acuerdo con un informe de la Cámara Argentina de Turismo.

“Sus efectos resultan clave no sólo para la actividad turística, sino para todos los sectores económicos que reciben el ´derrame´ del turismo, además de su incidencia en la generación de empleo”, expresó Oscar Ghezzi, presidente de la CAT.

“Sus efectos resultan clave no sólo para la actividad turística, sino para todos los sectores económicos que reciben el ´derrame´ del turismo"

“Este impacto económico clave para el fomento de las economías regionales y la desestacionalización de la actividad turística en los destinos es posible, entre otros motivos, por la previsibilidad y planeamiento que implica disponer con la necesaria antelación un calendario de feriados”, explicó.

Según el informe, el presente fin de semana largo del 8 de diciembre evidencia nuevamente un intenso movimiento turístico a lo largo del país, que presenta un incremento respecto del año anterior.

De acuerdo con estimaciones del Ministerio de Turismo de la Nación serán 976,7 mil los arribos de turistas a los diversos destinos turísticos de la Argentina durante este fin de semana largo, lo cual supera en un 40% a los registrados en 2014, con una estadía promedio de 4,3 noches y un gasto diario promedio de 849 pesos.