Para intentar dilucidar los posibles escenarios en una economía sin cepo, Infonews consultó a los economistas Martín Tetaz, Horacio Rovelli, Ariel Setton y Alejandro Rofman.

Luego de que el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, confirmara el levantamiento del cepo cambiario, Tetaz destacó que “en primer lugar, las expectativas de la corrección del dólar ya están hace más de un mes. No hay novedad acá, ya vimos el salto en los precios por ejemplo de la harina, remedios y aceite”.

“No deberían aumentar más, todo lo contrario, en la medida que el dólar alcance el precio de equilibrio, debería ocurrir que a la gente le convenga ahorrar en pesos y no en dólares, entonces baja la inflación. Considero que va a empezar a frenarse”, analizó Tetaz.

En ese sentido, explicó que “aumenta la demanda de dinero porque con un dólar estable, va a ser preferible ahorrar en pesos en vez de volcarse al dólar. Entonces puede ocurrir que baje el precio del dólar como pasó en 2004, y por ende baje la inflación”.

“Con un valor del dólar estable, los empresarios no van a tener aumentos en los insumos, entonces no van a encarecer los productos. No debería haber inflación”, concluyó. 

Previo al anuncio, Infonews habló con los economistas Horacio Rovelli, Ariel Setton y Alejandro Rofman para conocer cuál será el impacto del levantamiento del cepo y cómo afectará la devaluación un dólar que ronde los 15 pesos.

“El impacto directo del cepo será unificar visiones de la posición argentina respecto al mundo. El país tenía múltiples tipos de cambio que dependían  del tipo de operación, es decir, había que pagar diferentes valores según la acción”, explicó Setton.

“Rompe una política previa que permitía diferenciar los precios internos de los externos”, agregó el economista y analizó cuál será el posible impacto de una devaluación.

El dólar a 15 pesos va a significar una redistribución de los ingresos del sector trabajador hacia el empresarial. Creo que va a haber un recrudecimiento de la puja distributiva y hay que ver qué rol toma el Estado”, consideró.

“Rompe una política previa que permitía diferenciar los precios internos de los externos” (Setton)

“Lo único beneficioso para la política del país sería que el aumento no se traslade a los precios y que los salarios no se ajusten. Hasta que no podamos ver el resultado de las paritarias, no vamos a poder ver el resultado de esa devaluación y quién es el que paga el precio”, concluyó Setton.

Por su parte, Horacio Rovelli explicó que “el cepo no está hecho para que Doña Rosa no pueda comprar más de 200 dólares al mes. Está hecho para evitar la fuga de divisas. Impedía que los grandes grupos vendan en pesos en el mercado local y después pasen esa ganancia a dólares y la saquen del país”.

“Si levantás el cepo, las grandes empresas convierten sus ganancias en pesos en dólares”, destacó el economista y se refirió al posible impacto de un dólar a 15 pesos.

Rofman: "Todo va a ser más caro para consumir, va en desmedro de los millones de argentinos que vivimos de una jubilación o un sueldo”

“Teníamos un dólar a menos de 10 pesos, ese era el valor de las importaciones y exportaciones. Con un dólar a 15 pesos, las importaciones y las exportaciones se hacen un 50% más caras”, sostuvo Rovelli.

“Entonces los grandes comercializadores van a querer vender sus productos en el mercado externo porque ganan más. Y si venden al mercado interno, van a querer igualar ese precio y terminamos en inflación”, concluyó.

A su vez, el economista del Plan Fénix Alejandro Rofman, consideró que “toda la situación del dólar nos ha llevado a discutir instrumentos de la política y no los objetivos. El tipo de cambio es un elemento para mejorar la posición de algunos sectores a costa de otros, pero no define una política económica, que seguimos sin conocer cuál es”.

Setton: "Va a haber un recrudecimiento de la puja distributiva y hay que ver qué rol toma el Estado”

“Ocurre lo mismo con el fin de las retenciones, que significa trasladar los ingresos de un gran grupo a otro pequeño que tienen la producción agropecuaria. No sabemos cómo se van a defender nuestros productos frente a los de otros países que tienen costos menores”, afirmó el investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet).

“La primera impresión que me da es que va a una transferencia de los que menos tienen hacia los que más tienen, y además una pérdida del poder adquisitivo”, consideró Rofman, y agregó que “la cotización del dólar a 16 pesos afecta a todo lo que se exporta e importa”.

“La devaluación de casi un 60% más alto significa que si yo soy exportador y vendo en dólares, me va a ingresar un 60% de ganancia más que antes. Todo va a ser más caro para consumir, va en desmedro de los millones de argentinos que vivimos de una jubilación o un sueldo”, concluyó el economista del Plan Fénix.