El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, anunció el levantamiento del cepo cambiario, y confirmó que desde el viernes se podrán comprar dólares sin trámites en la Afip, por un monto máximo mensual de 2 millones de dólares por persona.

A su vez, informó la eliminación del encaje para el ingreso de divisas, es decir, que los inversores extranjeros no tendrán que “dejar” un porcentaje de sus ganancias en nuestro país (anteriormente era del 30 por ciento) y podrán dolarizarlas libremente.

Con estas medidas, el gobierno de Mauricio Macri apuesta a reactivar la economía nacional, ya que sin trabas para girar ganancias, nuestro país será más atractivo para los inversores: con mayores inversiones, habrá más producción y por ende, más puestos de trabajo.

La llegada de inversiones permitirá aumentar la producción, y por ende, generará nuevos puestos de trabajo

"Vamos a levantar las trabas que frenan la economía y eso va a ser el puntapié para reactivar”, dijo el ministro y confirmó que “el que quiera exportar va a exportar y el que quiera importar va a importar”.

Sin restricciones para las importaciones, el macrismo busca dar respuesta a muchos sectores que tienen su producción frenada porque no pueden ingresar los insumos fabricados en el extranjero.

De esta manera, el nuevo gobierno apuesta a reducir la inflación, ya que al aumentar la producción de bienes y servicios, crecerán la competencia y la oferta, es decir que los consumidores tendrán diferentes opciones para elegir.

A esto se suma que un tipo de cambio estable, desalienta la compra especulativa de dólares y para los ahorristas será más atractivo invertir en pesos en propiedades o en plazos fijo, por ejemplo. 

“El cepo tiene casi cuatro años y desde que se instauró en 2011, hubo una devaluación del 230 por ciento. Hoy el peso vale la cuarta parte de lo que valía en 2011, cayeron las reservas, se estancó la economía, y se estancó el empleo y las economías regionales", destacó Prat Gay.

Sin embargo, habrá que esperar las nuevas medidas que adopte el gobierno nacional para proteger la industria nacional, ya que el ingreso de productos extranjeros muy baratos terminará destruyendo la producción argentina.

PRECIO DEL DÓLAR

Al ser consultado sobre el valor del dólar, Prat Gay prefirió eludir la respuesta y se limitó a decir “ojalá supiera”. A su vez, mantuvo una gran incógnita en torno a quién fijará el valor de la moneda estadounidense. Primero advirtió que “el precio del dólar lo va a determinar mañana el mercado” y luego sostuvo que el Banco Central intervendrá para establecer una “flotación sucia”.

Prat Gay no respondió sobre el nuevo valor del dólar, aunque le habría dicho a empresarios que sería cercana a 15 pesos

En caso de dejar que la decisión la adopte “el mercado”, el precio puede ser muy alto, ya que los bancos y casas de cambio subirán la cotización ante la avalancha de compradores de dólares.

Esto genera a su vez un pico inflacionario, ya que la mayoría de los productos tienen un componente importado y por ende subirán los precios.

En caso de que la cotización sea “administrada”, lo lógico sería esperar que la devaluación lleve al dólar en torno a los 15 pesos y que, en consecuencia, no haya golpe inflacionario.

O al menos no debería haberla, ya que luego del triunfo de Mauricio Macri en el balotaje, las expectativas de devaluación generaron un salto en los precios, por ejemplo de la harina y los medicamentos.

Con cualquiera de las dos opciones, lo cierto es que el viernes 17 de diciembre será un día de importantes definiciones que empezarán a delinear el nuevo escenario de la economía argentina.