Las organizaciones de defensa de los usuarios que trabajan con precios hace más de 14 años, pidieron en las últimas horas participar dentro del Acuerdo Social y Económico que impulsa el Gobierno Nacional. Incluso algunas de estas ONG ya se lo plantearon, vía telefónica, a Fernando Blanco Muiño, ex director de la asociación UCA y a punto de ser nombrado subsecretario de Defensa del Consumidor. La preocupación es, lógicamente, la marcha de los precios.

"Estamos militando con los precios, la realidad es que venimos viendo que hay aumentos, y en estos últimos días también", explicó Sandra González, titular de Adecua. Su entidad publicará este lunes una nómina de productos con alzas pre y post devaluación. "Hay muchos Precios Cuidados que no están, y algunas tarjetas bajaron los descuentos para compras en supermercados, por caso, con la SUBE no hay más descuento", detalló. Entre los rubros con más alzas, según Adecua, están los lácteos, la carne y los derivados de la harina. "La leche de Precios Cuidados que estaba a $ 10, ya están en $ 14", apuntó González y agregó que "si logramos estar en el acuerdo social, podemos contribuir a monitorear precios, porque es claro que acá lo que sube nunca baja".

Una mirada más política aportó Pedro Bussetti, de Deuco, al decir que "otro punto relevante es qué pasará con los servicios públicos y las tarifas". En síntesis, dijo, "hay que pedirle al gobierno que intervenga en sectores que subieron precios. No se pueden convalidar subas que van contra el salario".

A su turno, Claudio Boada, de la Unión de Usuarios y Consumidores, explicó que "no puede haber sólo patronales y sindicatos en el acuerdo, si es que se busca bajar los precios". El dirigente de esa ONG apuntó que "los aumentos los vimos anticipadamente. No me parece que los actores económicos estén conformes con el salto que pegaron. Ahora van a empezar a acomodarse productos con insumos importados, y va a haber otro salto. Que los precios vuelvan a noviembre, pero antes del 23, porque ahí ya había subas".

Para Héctor Polino, de Consumidores Libres, "no es fácil bajar precios, pero si hay voluntad política se los puede obligar a hacerlo. Hasta el momento, subieron por devaluación que todavía no se había producido".