Los jefes de Estado del Mercosur rechazaron ayer las acciones "unilaterales de búsqueda y exploración" en la cuenca hidrocarburífera de Malvinas por parte de Gran Bretaña, y coincidieron en "la necesidad de impulsar negociaciones con terceros países".

"Los presidentes y presidentas del Mercosur y estados Asociados, en conocimiento de la presencia de una plataforma semisumergible en la plataforma continental argentina que realiza actividades de exploración hidrocaburífera no autorizadas por la República Argentina, rechazan firmemente esta nueva acción unilateral del Reino Unido violatoria del Derecho Internacional y las normas internas de Argentina", señaló la declaración final de la Cumbre.

En los cinco documentos surgidos de la cumbre realizada en Asunción y que concluyó ayer, los mandatarios acordaron también impulsar "las relaciones con otros bloques de países en consonancia de los objetivos" del bloque regional, informó Tiempo Argentino.

En ese sentido, recordaron "el conjunto de acuerdos comerciales ya negociados por el bloque a nivel regional, los cuales permitieron la formación de un espacio de integración económica y comercial".

Los jefes de Estado se "congratularon" por la adopción de un Protocolo de Derechos Humanos en el Mercosur, que cumplió diez años desde su aprobación.

En otro orden, el bloque expresó su respaldo al "derecho del pueblo palestino a conformar un Estado en base a las fronteras de 1967, con Jerusalén Este como su capital", y que sea capaz de "vivir en paz y seguridad con Israel".

Asimismo, los estados integrantes del Mercosur expresaron "preocupación por las crisis humanitarias que afectan a migrantes de Siria, Eritrea, Afganistán, Somalía y Nigeria, quienes han puesto en riesgo sus vidas al escapar de situaciones de violencia, la miseria y el hambre".

La 49ª cumbre, que se desarrolló en Asunción del Paraguay, tenía como temas centrales la resolución de acuerdos con la Unión Europea y la consecuente necesidad de acercamiento a la Alianza del Pacífico.

El presidente argentino, Mauricio Macri, fue uno de los primeros en pedir "avanzar en los acuerdos entre la Unión Europea y el Mercosur", lo que es "una prioridad". El domingo, había sido el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, quien había enfatizado la necesidad de avanzar en ese sentido.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se refirió también en ese sentido y ponderó que "es importante establecer relaciones con la Alianza del Pacífico y trabajar todos por la creación de un área de libre comercio en Latinoamérica". Además, recordó, como lo hicieron varios presidentes e incluso cancilleres durante las reuniones mantenidas el domingo, que "el Mercosur está listo" para los acuerdos comerciales con la Unión Europea, pero "la respuesta está del otro lado del Atlántico", en referencia a la oferta enviada por el organismo y que no ha sido aun respondida por los europeos.

Rousseff destacó que "el Mercosur es fundamental para el desarrollo y el crecimiento de Brasil".