El juez en lo contencioso administrativo de La Plata, Luis Arias, dictó una medida precautelar este miércoles para que el gobierno nacional se abstenga de poner en marcha las 3 medidas que dictó desde el 29 de diciembre. 

EL FALLO IMPLICA

   1 – Suspensión de los cambios en la Ley de Medios. El Gobierno había anunciado este miércoles que modificaría la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sancionada por el Congreso luego de varios años de discusión y que terminó entrando en vigencia porque la Corte Suprema afirmó que es constitucional.

Los cambios buscados establecen la fusión de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y la Autoridad de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Aftic) en un único ente que regulará las comunicaciones: el Ente Nacional de Comunicaciones(Enacom), que será presidido por Miguel De Godoy, ex secretario de Medios del Gobierno porteño, y quedará bajo la órbita del Ministerio de Comunicaciones que dirige el radical Oscar Aguad.

Además, establece que se permitirá la transferencia o venta de licencias y eliminar los topes de la televisión por cable para que puedan operar en más de 24 localidades.

A su vez, disponía la creación de una comisión bicameral de seguimiento de las modificaciones, que deberán ser refrendadas por el Congreso Nacional. La tarea central sería estudiar la posibilidad de una nueva iniciativa que unifique la ley de servicios de comunicación audiovisual y la de tecnología e información.

El Enacom iba a ser creado mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia, que iba a salir publicado el jueves en el Boletín Oficial.
 
   2 – Suspender que las telecomunicaciones pasen a estar bajo la órbita del Ministerio de Comunicaciones.
 
El artículo 30 del DNU transfiere al ministerio de Comunicaciones el programa Argentina Conectada, la empresa Arsat y el Correo Oficial. De este modo, las empresas estarían bajo la órbita de Oscar Aguad.

   3 – Suspender el despido de 15 directivos de la Afsca, anunciados el lunes 28 de diciembre por el interventor del organismo designado por el gobierno nacional, Agustín Garzón.

"Un cambio de mando no puede funcionar sin confianza en los funcionarios que manejan las distintas áreas”, dijo en las oficinas de Suipacha al 700 rodeado de un fuerte operativo policial por la resistencia de los trabajadores.

En ese sentido, sostuvo que "es natural que una nueva conducción designe a los cargos políticos" y agregó que "todos aquellos que trabajen con funciones claras preservarán su fuente de trabajo".

Entre los desplazados se encuentran Daniel Larrache, director de Gestión, Administración y Desarrollo de la Afsca, Sergio Zurano, director general de Asuntos Jurídicos del organismo y Fernando Torrillate, director de comunicación de la entidad.