Tres de cada cuatro reclamos recibidos en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad en 2015 por fallas en los servicios públicos estuvieron relacionados con cortes de suministro eléctrico en el área de cobertura de Edesur, la compañía que se hace cargo de la distribución y comercialización de electricidad en la zona sur del Área Metropolitana desde 1992. "Con Edesur es un conflicto permanente que ha ido empeorando en los últimos años. El resto de los servicios han mejorado desde que se estatizaron (como es el caso de AySA) o desde que las empresas estatales adquirieron una mayor participación (como es el caso de YPF en Metrogas)", señala Diego Mielnicki, director de Servicios Públicos en la Defensoría del Pueblo porteña. Los datos cobran relevancia en días en que cientos de miles de personas sufrieron cortes que en algunos casos se mantienen y ya llevan más de siete días (ver aparte).

Según consignó Tiempo Argentino, los problemas de corte de suministro eléctrico y los vinculados al cobro del subsidio por parte de Edesur fueron el 75% de los reclamos recibidos por la Defensoría. Muy lejos de ésta, con apenas el 5,78% de los reclamos, aparecen las demandas reunidas bajo la categoría "suministro, tarifa social y subsidios" en  Agua y Cloacas; y cerrando el podio aparece nuevamente Edesur por los problemas asociados a la facturación y los medidores, con el 4,46 por ciento.

Como las resoluciones tienen carácter no vinculante, "las respuestas de la empresa son evasivas".

Sorprende que Edenor, que tiene una cobertura similar a la de Edesur, acumule apenas el 1,5% de los reclamos por corte de suministro. Según Mielnicki, esto tiene que ver con varias cosas, aunque entre ellas destaca que "a Edesur le tocaron las zonas más viejas de la ciudad. Mientras que las zonas donde vive la clase media alta las tiene Edenor, donde también están las nuevas construcciones". Sin embargo, para el abogado, que estuvo 12 años a cargo del área de Servicios Públicos de la Defensoría, esto no debería ser considerado un atenuante porque los guarismos de sus reclamos sólo tienden a subir.

Aquí, resalta, hay una gran responsabilidad que recae sobre el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), que "es el que tiene que controlar que las empresas hagan las inversiones necesarias y debe defender los derechos de los usuarios". Encima, añade, los problemas antes solían ser en verano y ahora ocurren todo el año. Como ejemplo menciona que en julio de este año tuvieron que elevar una resolución, que es la máxima instancia oficial que puede hacer la Defensoría, firmada por su titular, Alejandro Amor. Como las resoluciones tienen carácter no vinculante, "las respuestas de la empresa son evasivas", señala Mielnicki, quien igual pide aclarar que la responsabilidad no recae en los trabajadores ni en las cuadrillas que restablecen el servicio y que muchas veces reciben el malestar de los usuarios. "Cuando preguntamos por inversiones no responden. Lo único que han hecho en este tiempo fue agregar gente en el contact center para recibir los reclamos. Pero esas son empresas tercerizadas que dan el servicio de atención al cliente por vía telefónica. Todo escenografía", finaliza.

Una semana sin luz en Villa Crespo

“En 2014 estuvimos 23 días sin luz, el verano pasado fueron 19 días, y el 5 de diciembre último empezaron los cortes intermitentes que hace una semana se volvieron permanentes”, describe Laura Litvin, vecina de Villa Crespo. Su cuadra, delimitada por las calles Corrientes, Gurruchaga, Vera y Acevedo, es una de las más afectadas del barrio, y Edesur no responde a sus reclamos. Por ello los vecinos decidieron cortar hoy a las 19 la Avenida Corrientes, exigiendo un generador urgente para resolver la situación, un plan de obras para garantizar un suministro estable en la zona y la bonificación de la facturación del mes de diciembre.

«Las respuestas de la empresa siempre han sido evasivas»: Diego Mielnicki. Dir. Serv. Públicos - Defensoría CABA.