Las autoridades turcas encontraron este martes los cuerpos de al menos 36 personas que intentaban cruzar el mar Egeo, entre ellos varios niños y una mujer embarazada de 6 meses; mientras que otros 8 migrantes pudieron ser rescatados con vida.

Las primeras versiones recogidas por AFP, indican que unas dos docenas de migrantes intentaban llegar a la isla griega de Lesbos antes del amanecer a bordo de una lancha neumática

Sin embargo, la embarcación se hundió en la madrugada a causa de los fuertes vientos que soplan en la región en la época invernal, aunque la agencia de noticias Dogan señaló que se habían registrado al menos dos naufragios diferentes.

Los cuerpos fueron encontrados en la arena de una playa cercana a la localidad turca de Ayvalik o flotando cerca de la costa.

En tanto, la Unión Europea (UE) intenta que Turquía detenga el flujo de migrantes a cambio de ayuda económica: en noviembre lograron un acuerdo que prevé una ayuda europea de 3.000 millones de euros a cambio de un mayor control de en las fronteras turcas y cooperación contra los traficantes de personas que operan desde su territorio.

Turquía acoge a por lo menos 2,2 millones de refugiados sirios.