El gobernador de Virginia, el demócrata Terry McAuliffe, afirmó que Barack Obama "debería y visitará" Cuba este 2016, ya que será un "paso fundamental" en la normalización de relaciones entre ambos países y un "legado importante" como presidente de Estados Unidos, y remarcó su apoyo al fin del embargo "que priva a las empresas norteamericanas de un mercado de más de once millones de consumidores".

"Estaría sorprendido si no viniera, creo que es importante que lo haga", subrayó el gobernador en declaraciones a la prensa cubana ante la posible visita de Obama, que podría efectuarse en marzo próximo, según adelantaron algunos medios locales.
McAuliffe cerró una visita oficial de dos días en La Habana, acompañado de una delegación de funcionarios y empresarios de ese estado, interesados en incrementar sus negocios con Cuba, a la que venden alimentos desde hace más de una década.

El gobernador y su delegación visitaron la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), un gran puerto mercante y centro empresarial en construcción, que es uno de los proyectos estrella del gobierno cubano para captar inversión foránea.
Allí se firmó un memorando de entendimiento entre la Administración Portuaria Nacional de Cuba y la Autoridad Portuaria de Virginia, para facilitar la comunicación entre el puerto de Virginia -uno de los mayores de la costa este de Estados Unidos- y el de Mariel, en la isla.

McAuliffe reiteró su apoyo al fin del embargo, que priva a las empresas estadounidenses de un mercado de más de 11 millones de consumidores, "en el que ves a otros países haciendo negocios y construyendo resorts, mientras que Estados Unidos no está aquí".

El gobernador indicó que su visita a la isla acompañado de representantes de una veintena de empresas de Virginia, fundamentalmente del sector agroalimentario, tuvo el propósito de incrementar el comercio con Cuba, que ha acumulado en la última década un valor de unos 400 millones de dólares.

McAuliffe insistió en que Virginia fue el primer estado que comenzó a vender alimentos a Cuba cuando estas transacciones se permitieron en el 2001 como excepción del embargo, con productos como soja y derivados, carne de pollo y de cerdo.
Virginia es, detrás de Luisiana y Georgia, el tercer estado que mayor intercambio comercial acumula con Cuba, aunque aspira a colocarse en la primera posición, según el gobernador.

McAuliffe es el cuarto gobernador de un estado de Estados Unidos que visita Cuba desde que se anunció la normalización de las relaciones entre ambos países.

En 2015 viajaron a la isla los gobernadores de Nueva York, Andrew Cuomo, demócrata; el de Arkansas, Asa Hutchinson, republicano; y el de Texas, el también republicano Greg Abbott, y de igual manera lo hicieron legisladores, empresarios y los secretarios de Estado, Agricultura y Comercio de Estados Unidos.