El ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires dio intervención a la Dirección de Asuntos Internos para determinar los grados de responsabilidad y sancionar al Subcomisario a cargo y aquellos efectivos que se desempeñaron hoy en el operativo frente del Palacio Municipal de la ciudad de La Plata.

Además, en el comunicado se detalla  "que no existió instrucción alguna desde la esfera política ni policial, que ordenara la actuación de la Infantería en el lugar".

Por último, se subrayó que la presencia del cuerpo de Infantería frente a la municipalidad tenía como único objetivo impedir el ingreso violento de activistas políticos que se aprovechan de un contexto de protesta por medidas administrativas municipales.

El conflicto se originó en la mañana del viernes cuando un grupo de ex empleados protestaba frente a la Municipalidad. La infantería bonaerense contestó con balas de goma el reclamo de los ex empleados de la intendecia que comanda Julio Garro. Según las primeras informaciones, las fuerzas policiales que custodiaban la entrada al palacio atacaron y reprimieron a los manifestantes con gases lacrimógenos y balas de goma.