El ex intendente de Morón y designado titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, Martín Sabatella, dialogó con Rodo Herrera en el programa Tema Uno emitido por CN23 sobre la actualidad del conflicto que protagoniza por su continuidad al frente de la AFSCA y las decisiones tomadas por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, en torno a la Ley de Medios durante su primer mes de mandato.

A continuación, extractos de la entrevista:

"La justicia ha planteado sostener las precautelares que suspenden los efectos de los decretos, mientras se estudia la cuestión de fondo que es la legalidad de estos decretos. Hoy soy presidente del AFSCA porque está vigente la Ley de Medios, el Consejo Federal de Comunicación y el directorio que yo presido. Hay una precautelar vigente porque la apelación pedida por el Gobierno fue concedida pero no con efecto suspensivo."

"Hoy dos jueces federales plantearon medidas que ratifican la suspensión de los decretos. Las autoridades que surgen de la ley están vigentes. Lo que pasa es que tenemos un gobierno elegido democraticamente, legal, pero profundamente autoritario, antidemocrático y que funciona como un gobierno de facto."

"Lo que hicieron fue no cumplir las órdenes judiciales utilizando la infantería como fuerza de choque. Lo que hicieron fue vaciar el edificio, le dijeron al personal que si no se iban los echaban, apagaron la luz, pusieron un cordón policial en la puerta, todo para violar la ley, la Constitución y para no cumplir con las resoluciones judiciales. Estamos en riesgo de que se violen derechos constitucionales como la pluralidad de voces, la libertad de expresión y la división de poderes. Este es un gobierno al que le importa cero la calidad institucional. Está gobernando por decreto, cerrando el parlamento por no convocar a extraordinarias. La voracidad de los intereses económicos a los que representa tienen mucho más peso que cualquier preocupación que pudieran tener sobre la calidad institucional."

"Tengo un balance altamente positivo de estos años con la Ley de Medios. Un año estuvo totalmente para al principio y cuatro años más en los capítulos antimonopólicos. Creo que no terminó la batalla. No hay que bajar los brazos. En la ley se ha hecho mucho, ellos quieren retroceder, pero hay cientos de nuevas realidades comunicacionales en Argentina. Hay horas y horas de producción y contenido independiente. Se ha avanzado mucho, todavía hay mucho por hacer. Se avanzó también en la digitalización."

"Los grupos hegemónicos funcionan siempre igual: cuando hay gobiernos populares trabajan para desestabilizarlos y cuando representan sus intereses trabajan para blindarlos. En el capítulo antimonopólico no se pudo avanzar con la empresa más grande, la que más concentración mediática tiene, porque hoy tiene medidas cautelares vigentes justamente porque hay una parte del Poder Judicial que trabaja en complicidad con Magnetto y esas corporaciones, o porque están colonizados por esos intereses o porque le temen a esas prácticas extorsivas." 

Víctor Hugo Morales

"No tengo duda de que este gobierno levanta el teléfono para echar periodistas. Lo de Juan Michelli no creo que haya sido así. Creo que lo de Víctor Hugo Morales tiene que ver con el contexto político que estamos viviendo. Estamos ante un gobierno que puso una faja de clausura en el AFSCA, que quiso nombrar miembros de la Corte con decreto, que no convoca sesiones extraordinarias, que violenta la división de poderes, que tiene una conducta autoritaria muy profunda. No tengo ninguna duda de que este gobierno puede presionar empresas para que no esté determinado periodista, eso habla mal también de la misma empresa. Si uno mira lo que pasa este mes es muy claro. Hay organismos públicos con infantería. Dicen que tienen órdenes de sus superiores. Hay un ministro de Comunicación que dijo que el presidente no tenía por qué estar condicionado por la ley, como Aguad, es un verdadero disparate." 

"Hay mucha gente asustada, no perteneciendo a una idea u otra, sino a la idea de defender la democracia. Hay mucha violencia institucional y estado policial. Es un gobierno que quiere mostrar una derecha moderna y nada de eso sucede. Van por las oficinas públicas y preguntando por afiliación política. Se persigue en estos días como nunca en un período democrático."