En medio de la ola de despidos en el Estado y en empresas privadas a lo largo del país, comenzaron los cortocircuitos entre el gobierno nacional y el sindicalismo por las próximas negociaciones paritarias y la inflación.

Este miércoles, el jefe de Gabinete Marcos Peña, aseguró que "están dadas las condiciones para ponernos de acuerdo" y destacó que "venimos charlando con los sindicatos porque tenemos un mismo objetivo: cuidar a los trabajadores".

Sin embargo, el titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, remarcó el atraso salarial que vive buena parte de los trabajadores argentinos. “Un salario tiene que ser más o menos 14.700 pesos”, añadió. Esa cifra está muy lejos del salario mínimo que actualmente se encuentra en los 6.060 pesos.

"Si dicen que están dadas las condiciones es porque le están poniendo techo a las paritarias" (Mario Calegari, UTA)

A su vez, el vocero de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Mario Calegari, consideró que "si dicen que están dadas las condiciones es porque le están poniendo techo a las paritarias".

“El ministro no debe hacer esas declaraciones sobre paritarias libres en la discusión entre sindicalistas y empresarios. Él puede hablar tranquilamente por la discusión con gremios estatales pero no cuando se trata de discutir con empresarios como lo hacemos nosotros", agregó.

En concordancia, uno de los referentes de la CGT Azopardo, Jorge Solá, consideró que las palabras de Peña parecen "más una expresión de deseo que una realidad efectiva porque hasta ahora no hubo contacto institucional".

Peña afirmó que el gobierno nacional anunciará próximamente medidas "para revertir los efectos de la inflación"

Por su parte, el líder camionero Hugo Moyano, evitó polemizar pero advirtió que están "evaluando la situación política y socioeconómica que heredó el gobierno, pero apenas tengamos una conclusión saldremos a fijar nuestra postura con contundencia".

INFLACIÓN. Peña afirmó que el gobierno nacional anunciará próximamente medidas "para revertir los efectos de la inflación". 

"Algunos sectores han ido retrocediendo, otros han frenado los aumentos, y estamos viendo caso por caso para ver dónde hay especulación", dijo el funcionario y argumentó que estos problemas tienen origen en "muchos años de distorsiones, falta de transparencia, arbitrariedades, y a medida que vamos ordenando hay que ir atacando nudo por nudo para hacer que las cosas funcionen bien".

"Venimos de una Argentina muy crispada, nerviosa, excitada por la conflictividad de un gobierno nacional que en lugar de resolver los problemas les tiraba nafta", sentenció el jefe de Gabinete.

El Gobierno se reunió con empresarios y les pidió "colaboración para luchar contra el alza de precios"

Además, el jefe de Gabinete junto al ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat Gay, recibieron en Casa Rosada a los máximos directivos de la Asociación de Empresaria Argentina (AEA), a quienes le pidieron "colaboración para luchar contra el alza de precios".

La reunión fue "para analizar la situación del país y trabajar en la búsqueda de consensos que signifiquen mejoras en los índices de la economía nacional", explicaron desde la Casa Rosada a través de un comunicado.

“Los representantes del Gobierno acordaron trabajar de manera conjunta con los empresarios y demás sectores, con el objetivo de mejorar el nivel de empleo, potenciar las economías regionales, bajar la inflación y mantener el poder adquisitivo de los salarios, todos objetivos orientados a lograr que haya pobreza cero y mayor inclusión en el país", agregó el informe.