Tras la polémica y la protesta de los trabajadores de Infojus Noticias, el ministro de Justicia, Germán Garavano –de quien depende el portal- negó los hechos. Mientras, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, le pidió al gobierno nacional que explique lo que pasó.

“No hemos borrado un solo artículo. Algunos pueden no estar accesibles, pero no han sido borrados”, le dijo el ministro Garavano al Buenos Aires Herald. Y agregó: “Infojus va a pasar por una profunda reforma para hacerlo más pluralista. No queremos una agencia de noticias activista”.

Infonews se comunicó con la nueva directora periodística del portal dependiente del Ministerio de Justicia, Sabrina Santopinto, pero no hizo declaraciones y pidió hablar con Soledad Lladó, ex directora de la Fundación Pensar. La respuesta de Lladó fue que no tiene nada que ver con el tema y adujo estar de vacaciones.

El ministro Garavano dice que ninguna nota ha sido eliminada y las nuevas autoridades de Infojus se niegan a dar explicaciones

Ayer, los trabajadores de Infojus Noticias denunciaron en un comunicado que “sólo queda un diez por ciento del material” producido desde la inauguración del portal, en 2013. En ese sentido, alertaron:

“El archivo de Infojus Noticias consta de más de quince mil notas que se hicieron en los casi tres años de existencia que tiene la agencia, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Según el registro de la plataforma del sitio, al día de hoy sólo queda un diez por ciento de ese material.

No sólo nos preocupa la pérdida de nuestro trabajo de tres años, sino que muchas de las notas tenían un fuerte valor testimonial, documental e histórico. Descubrimos que se borraron coberturas enteras sobre temas de violencia institucional, violencia de género, femicidios, lesa humanidad, talleres textiles clandestinos, delitos económicos y lavado de dinero, narcotráfico. Y muchas otras áreas en las que Infojus Noticias era referente”.

Esta mañana, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, se mostró consternada por la situación y reclamó explicaciones. “No se pueden borrar las páginas de la historia que están escritas. Nos gusten o no nos gusten las cosas han pasado y hay que registrarlas, porque hay que conocerlas con la verdad absoluta, duela a quien duela o moleste a quien moleste. Las cosas no se pueden borrar: es como querer borrar la memoria”, señaló en Radio 10.

Entre las miles de notas que han sido eliminadas, se encuentran las relacionadas al encuentro de Estela con su nieto, Ignacio Montoya Carlotto. “Ojalá expliquen que ha sido un corte de lo que sea, que se borró instantáneamente pero volvió. Si es el caso del encuentro con mi nieto, está registrado en el mundo entero. Fue una alegría mundial, y lo digo con mucho orgullo porque tiene que ver con la lucha que hicimos las Abuelas. Si se borra algo, está escrito en otro lugar”.

Sobre la negativa de las nuevas autoridades de Infojus a dar respuestas, Carlotto remarcó: “No sé por qué atendieron los reclamos de la prensa, porque siempre hay que atender los reclamos de la prensa para explicar lo que pasa. No son los dueños del país”.