El hecho ocurrió  poco después de las 6 en el bar Nevermind, ubicado en Moreno y San Luis, de Mar del Plata, propiedad del presidente de la Asociación Marplatense de Derechos a la Igualdad (AMADI), Javier Moreno, quien había sido golpeado y amenazado de muerte meses atrás por grupos violentos.

Moreno denunció que poco después de cerrar el bar al público, escucharon destrozos en los vidrios delanteros y observaron que varios jóvenes estaban armados con caños de PVC rellenos con cemento y comenzaron a atacar el pub "a piedrazos y arrojando basura y esos tubos".

Desde el bar llamaron al teléfono de emergencias 911 y la policía envió varios patrulleros. cuando la fuerza de seguridad intentó dispersar al grupo, el sargento Favio Giri recibió un golpe con un palo en su mano derecha pero logró aprehender al atacante, dijeron fuentes policiales.

Durante el ataque los jóvenes le gritaban desde la calle "homosexual, vamos a venir hasta que te podamos matar",relató el dueño del local.

Los informantes señalaron que el joven arrestado era Nicolás Caputo, de 28 años, apodado "el Rusito", a quien la Fundación La Alameda había denunciado como integrante de la agrupación neonazi "Bandera Negra".

Esa banda había sido denunciada por la ONG en octubre de 2015 por amenazas y por golpear a Moreno en la calle.

Moreno, dueño del bar, relató hoy a varios medios de Mar del Plata que "el Rusito estaba con un arma en el medio de la calle, había otro con un cuchillo en la mano y el resto con palos con cemento".

"Nosotros podíamos ver todo desde el interior por las cámaras de seguridad. Tenemos más de 50 testigos de la agresión", añadió y aseguró que mañana a primera hora presentará la denuncia respectiva ante la Fiscalía General de la ciudad. El incidente quedó registrado en las cámaras de seguridad.

Moreno señaló también que cuando se presentó en la comisaría para prestar declaración sobre lo sucedido, los jóvenes que identificó como atacantes estaban en la misma seccional donde denunciaron una supuesta agresión por parte de un "patovica" del local, incluso presentando testigos pero advirtió que eso "era una mentira" y que los testimonios "los tenían preparados".

El comerciante afirmó que durante el ataque los jóvenes le gritaban desde la calle "homosexual, vamos a venir hasta que te podamos matar".

Moreno resaltó que "nadie resultó herido de gravedad, pero algunas de las personas que estaban en la vereda fueron lastimadas al tratar de alejar a estos sujetos".

La Asamblea contra el fascismo resaltó en un comunicado que desde que pidieron la reunión "las pintadas con simbología nazi se han incrementado, los ataques violentos por parte de estos grupos por motivos de odio siguen impunes y ocurriendo frecuentemente".

El nuevo episodio fue repudiado por la Asamblea por una Sociedad Sin Fascismo de Mar del Plata que, además, anunció que mañana a las 10 sus integrantes se reunirán con funcionarios municipales y del Concejo Deliberante para analizar la situación ante los actos violentos que despliegan grupos de muchachos identificados con ideologías racistas y discriminatorias.