BMW y Toyota firmaron un convenio para profundizar la colaboración iniciada en diciembre. El nuevo acuerdo prevé la cooperación de largo plazo en el “desarrollo de celdas de combustible, desarrollo del concepto y los componentes de un futuro auto deportivo, colaboración en la electrificación de sistemas de propulsión e investigación conjunta en materia de tecnologías de materiales ligeros”, según reza el tratado.

El “memorando de entendimiento fue suscripto la semana pasada en Múnich por Norbert Reithofer y Akio Toyoda, las máximas autoridades del Grupo BMW y de Toyota Motor Company, respectivamente.

“Toyota es fuerte en el ámbito de la tecnología híbrida respetuosa del medio ambiente. Y, según mi opinión, el fuerte de BMW estriba en el desarrollo de automóviles deportivos –consideró Toyoda-. Espero con ansias los resultados de esta cooperación pensando en los autos que obtendremos”, agregó.

En diciembre, se había firmado un contrato para que la empresa alemana provea motores diesel muy eficientes, de 1600 cc y 2000 cc, a partir de 2014. En marzo de este año se rubricó otro acuerdo para desarrollar, de manera conjunta, baterías de litio-ión a partir de nuevas combinaciones de elementos.