Fiat adquirirá más acciones de la compañía Chrysler, que hoy están en poder de la Asociación de Beneficencia Voluntaria de Empleados (VEBA), un conglomerado gestionado por el sindicato de operarios constituido para ofrecer prestaciones de salud a los ex asalariados de la empresa norteamericana. Cuando el anuncio se efectivice, en las próximas semanas, la marca de Torino será dueña del 61,8% de la firma estadounidense.

La colaboración entre Fiat y Chrysler es cada vez más estrecha. Eso le permitirá a la primera aumentar su participación en el gran mercado norteamericano e incrementar el desarrollo conjunto de autos.

En Argentina, ambas marcas aceitan cada vez más su trabajo juntas. Aún asi, desde Chrysler explicaron que las estrategias comerciales, de marketing y de posventa se efectuarán por separado. A su vez, los productos seguirán siendo distintos. Eso es esperable ya que, al menos en el país, las compañías apuntan a públicos diferentes.