El discurso de Mauricio Macri durante la apertura de sesiones del Congreso tuvo un momento tenso al producirse un cruce entre el Presidente y algunos legisladores de la oposición. El jefe de Estado afirmó que su objetivo era generar empleo y bajar la inflación y desde una de las bancas le gritaron: “¡No le mientan al pueblo!”.

"Para salir de la pobreza, necesitamos más fuentes de trabajo y menos inflación. Esa será nuestra obsesión", afirmó Macri. Allí llegó la réplica, que generó aplausos. Acto seguido, la bancada del Frente para la Victoria levantó carteles contra los despidos en el Estado.

“Hay que respetar el voto de la Democracia”, los desautorizó el mandatario. "Respetemos al Presidente, por favor", agregó la vice, Gabriela Michetti. "Que respete al pueblo", respondió la diputada del FpV y dirigente de La Cámpora, Mayra Mendoza. “Sí se puede, sí se puede", gritaron acto seguido los legisladores de Cambiemos que se levantaron de las bancas para vivar al presidente. Entre ellos, se encontraba el diputado radical Ricardo Alfonsín.