De antemano, el gobierno nacional sabía que necesitaría el apoyo de otras fuerzas políticas en el Congreso para poder derogar las leyes Cerrojo y de Pago Soberano, y poder pagarle así a los fondos buitre.

Una de las bancadas que adelantó su intención de acompañar el proyecto macrista es el bloque Justicialista, aunque advirtió que reclamará cuatro modificaciones.

El bloque Justicialista pidió introducir un límite a la autorización de endeudamiento

En ese sentido, el diputado nacional Oscar Romero enumeró:

1 - "Queremos que esta ley no sea un cheque en blanco, poniendo un tope al endeudamiento", sostuvo y explicó que era necesario introducir un límite a la autorización de endeudamiento que finalmente sería de un monto 12 mil millones de dólares.

2 - Afirmó que se pudo eliminar del segundo párrafo del artículo 10, que afectaba las potestades tributarias de las provincias. "Era una cláusula que considerábamos de dudoso federalismo mediante la cual se pretendía prohibir a las provincias hacer uso en materia impositiva".

3 - "Los informes en relación a la deuda serán mensuales en lugar de semestrales". De esta manera, el Congreso de la Nación recibirá información del avance de las tratativas y los acuerdos a los que se arribe durante el proceso de negociación.

4 - Por último agregó que, según fue acordado, se logró que el Ejecutivo no invada facultades del legislativo, eliminando que se ponga fecha a la sanción de la ley.