El embajador argentino en Washington, Martín Lousteau, habló sobre la visita que Barack Obama hará a nuestro país y sostuvo que durante su estadía, habrá anuncios de “gran variedad” de temas.

“Creo y espero que lo que vamos a presenciar es una gran variedad de cosas de las que se hablará y anunciará en la Argentina", dijo el ex ministro de Economía y afirmó que “hubo una gran cantidad de intercambios en los últimos meses. Yo diría en casi cualquier área posible, desde infraestructura, a inversión, comercio, seguridad, aduanas y fronteras, energía, energía renovable”.

“Hubo una gran cantidad de intercambios en los últimos meses. Yo diría en casi cualquier área posible"

A su vez, Lousteau habló sobre el acuerdo que logró el Gobierno con los fondos buitre y consideró que "resuelto este problema, no sólo existe la posibilidad de poder acceder a financiamiento, que la Argentina necesita, sino que, al no ser el único tema en la relación bilateral, habilita a que puedan ocurrir un montón de otras cosas".

"Todos tenemos una visión de cuál fue el impacto de la sentencia. Pero, también, el conflicto muy sostenido durante mucho tiempo impidió que muchas oportunidades de la relación bilateral, la participación de la Argentina en un montón de ámbitos, se obstaculizara. Y también que la Argentina fuera caracterizada de una manera injusta, incompleta e injusta", relató. 

NARCOTRÁFICO. Luego del viaje que realizó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a Washington, el embajador distinguió 2 ámbitos: la capacitación de fuerzas de seguridad y el intercambio de información, y la tecnología.

"La capacitación es muy importante, la información es extremadamente importante, y la cooperación en estas áreas no ha tenido lugar en los últimos años. Luego, la Argentina, de acuerdo a su propio diagnóstico, decidirá qué tipo de tecnología necesita para fortalecer las políticas", afirmó Lousteau.

LEGALIZACIÓN. En abril, habrá un encuentro de alto nivel en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, el primero desde 1998, para debatir la legalización dentro del marco de la definición de una nueva política global de drogas.

Al respecto, Estados Unidos adelantó que propondrá un enfoque centrado en entender el consumo de las drogas como un problema de salud pública.

"Yo no creo que haya un único camino para resolver el problema", consideró Lousteau y agregó: "Creo que lo que necesita es tener análisis rigurosos, intercambiar opiniones y tratar de proveer una buena solución que puede conducir a una mejora, porque todos estamos aprendiendo acerca de esto".