La jueza en lo contencioso administrativo federal Cristina Carrión de Lorenzo fijó un plazo de cinco días para que YPF presente el contrato completo que firmó con la petrolera estadounidense Chevron, para la explotación de hidrocarburos en el yacimiento Vaca Muerta, en la provincia del Neuquén.

Así lo informaron fuentes judiciales, en coincidencia con un mensaje del senador Rubén Giustiniani en su cuenta de una red social.

Según las fuentes, la magistrada, quien antes se había opuesto a la demanda del legislador por considerar que "la divulgación de ese contenido podría comprometer secretos industriales, técnicos y científicos", tomó ahora la medida basada en el fallo que la Corte Suprema dictó hace poco más de cuatro meses.

El 10 de noviembre de 2015, la Corte, ante la acción de amparo presentada por Giustiniani, le había ordenado al gobierno nacional hacer públicas las cláusulas secretas del acuerdo entre YPF y Chevron, firmado el 16 de julio del 2013.

La Corte afirmó que "las imprecisas y genéricas afirmaciones que formuló YPF SA en la causa no eran suficientes para tener por probado que la divulgación del contenido del acuerdo pudiese comprometer secretos industriales, técnicos y científicos".

En los próximos cinco días YPF deberá entregar a la Justicia el contrato con Chevron

Giustiniani promovió la acción de amparo porque YPF se negó a brindarle la información que había solicitado sobre ese proyecto de inversión, en especial la relacionada con la calidad ambiental y las actividades que desarrollarán ambas petroleras.

Entonces la Corte expuso que, por estar YPF bajo la órbita del Poder Ejecutivo y realizar actividades de interés público, no puede negarse a brindar información.

"YPF no puede ampararse en normas destinadas a la búsqueda de eficiencia económica y operativa para evadir la obligación de garantizar y respetar el derecho de acceso a la información", evaluaron entonces el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, y los ministros Carlos Fayt –quien un mes después dejó el tribunal- y Juan Carlos Maqueda, con la disidencia de Elena Highton.

Semanas atrás, YPF presentó una copia del acuerdo, pero lo hizo testando datos que consideró que no se deben divulgar.
Para la petrolera argentina se trata de información “sensible” que no puede darse a conocer porque violaría secretos comerciales que acordó mantener en reserva con Chevron, cuando suscribió el contrato para la explotación de Vaca Muerta.