Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) y el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, cerraron hoy un acuerdo para devolver a Turquía a todos los inmigrantes nuevos que crucen desde este país hacia las islas griegas desde el próximo domingo.

"La prueba de su implementación empieza el domingo", señaló la presidenta de Lituania, Dalia Grybuskaitè, en un mensaje en Twitter, al tiempo que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confirmó que "hay un acuerdo unánime entre todos los jefes de Estado y de Gobierno de la UE y el primer ministro turco".

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea acordaron deportar hacia este país a los refugiados e inmigrantes irregulares que lleguen a Grecia a partir de este domingo.

LA LETRA CHICA DEL ACUERDO

El acuerdo incluye el mecanismo conocido como «uno por uno» por el cual la UE se compromete a aceptar a un sirio por cada sirio devuelto a Turquía para acabar con el modelo de negocio de las mafias de traficantes de personas.

El reparto de esas personas dentro de la UE se hará sobre la base de los compromisos existentes dentro del programa para el reasentamiento de 22.000 refugiados de países terceros, del que quedan disponibles 18.000 plazas.