La visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la Argentina dejó varios puntos para analizar. Desde el relanzamiento de las relaciones bilaterales, pasando por el homenaje a las víctimas de la última dictadura cívico-militar, hasta el apoyo a la postura argentina de levantar las restricciones legales que pesan contra el país. 

El restablecimiento de las relaciones bilaterales

En los compromisos en los que se vieron involucrados, tanto Macri como Obama se llenaron de elogios respecto las políticas que vienen llevando a cabo sus respectivos países.

“El presidente Macri y su equipo han logrado mucho en poco tiempo, porque tiene una energía sobresaliente y hay mucha gente dispuesta a colaborar. Los Estados Unidos están listos para trabajar con Argentina a lo largo de esta transición histórica”, señaló el del norte, celebrando la ‘recomposición’ del vínculo entre las naciones.

En ese sentido, Obama marcó que Estados Unidos busca “relaciones óptimas” con los países sudamericanos, pero “vemos a Argentina como una de las naciones más grandes. “Tiene que ser un homólogo, un aliado para nosotros, para promover la prosperidad y la paz en la región”.

Fuerte apoyó a la Argentina por los fondos buitre

Estados Unidos envió un Amicus Curiae (amigo del Tribunal) a la Cámara de Apelaciones de Nueva York, en apoyo a la postura argentina de levantar las restricciones legales que pesan contra el país.

Entre los argumentos, el gobierno estadounidense solicitó "levantar restricciones a la luz de los cambios de las circunstancias actuales del país", que tienen que ver con la nueva gestión del presidente Mauricio Macri.

Al mismo tiempo, explica que es de interés público de los Estados Unidos solicitar la anulación de las restricciones que impiden a la Argentina pagar o emitir deuda externa, según un documento de 18 páginas.

La desclasificación de archivos y el homenaje a las víctimas

En su primer discurso en suelo argentino, Barack Obama confirmó que Estados Unidos desclasificará archivos relacionados con la última dictadura cívico-militar, que dejó 30 mil desaparecidos.

“Voy a lanzar un esfuerzo para abrir nuevos archivos, hemos desclasificado varios, pero por primera vez vamos a desclasificar los registros militares y de inteligencia", señaló el mandatario norteamericano, en conferencia de prensa junto a Mauricio Macri , en Casa Rosada.

Asimismo, el mandatario norteamericano encabezó un homenaje a las víctimas del Golpe de Estado. En ese marco, destacó “a esos familiares y sus acciones que han marcado una diferencia para siempre. Son ustedes los que harán que el pasado sea un recuerdo permanente y que se haga realidad para siempre el Nunca Más”.