Minutos antes del anuncio del tarifazo en el transporte público, un grupo de trabajadores despedidos del Ministerio de Economía, que protestaba frente al Palacio de Hacienda, ingresó al edificio y subió hasta el auditorio donde estaba previsto que el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, brinde detalles de los aumentos en colectivos y trenes. La conferencia se suspendió.

Al enterarse de que un funcionario del gobierno nacional hablaría en el lugar, los delegados de ATE y la CTA que se manifestaban en la puerta decidieron entrar y continuar con la protesta en los pasillos del quinto piso del Ministerio, a la espera de Dietrich y los representantes del gobierno nacional.

"No sabemos qué van a hacer con la conferencia, por lo pronto están trayendo a la policía, que es la única respuesta que tienen", aseguró un delegado de ATE, y agregó que exigien una reunión con los funcionarios del ministerio para "revertir todos y cada uno de los despidos que se han producido hoy en el ministerio" y que permaneceran "en jornada de protesta permanente".