Cientos de trabajadores despedidos se movilizan hasta las puertas del Ministerio de Trabajo y de Hacienda, donde denuncian que en las últimas horas llegaron nuevos telegramas de despido. 

Los trabajadores del Ministerio de Hacienda nucleados en ATE se concentraron a las 10 para organizar un ingreso masivo al edificio, pero se toparon con una guardia policial que les impidió el acceso.

Los despedidos de la cartera de Trabajo estaban frente a las oficinas de la calle Alem y pudieron ingresar hasta el hall del edificio. Según estiman desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), los nuevos despidos son 250. Cada trabajador debe acercarse hasta el molinete de ingreso y en ese momento se entera si está despedido o no.

"Los funcionarios no han dado la cara hasta el día de hoy. Les hemos pedido reuniones y lo que está claro es que el único criterio que tienen para los despidos es el ajuste. Están tratando de amedrentar a todos los trabajadores”, planteó Pablo Almeida, delegado de ATE. Su compañero de gremio, Hugo Godoy, remarcó: “No se busca sólo reducir personal sino también una clara persecución política. No vamos a permitir que se les prohíba el ingreso a los trabajadores despedidos, porque nuestra misión es resistir a los despidos y no cesar hasta la reincorporación de todos”.