Tres suboficiales del Ejército Argentino y uno de Gendarmería Nacional fueron detenidos como sospechosos de integrar una organización de narcotraficantes que ingresaba droga al país desde Bolivia y la enviaba a Buenos Aires y a España.

Según los investigadores, además de los efectivos mencionados, fueron apresadas otras 16 personas y se secuestraron casi 300 kilos de cocaína tras una serie de procedimientos en el norte del país, en el marco de la llamada "Operación Unificada".

A través de un comunicado se informó que la investigación comenzó en diciembre de 2014 por el juez federal 1 de Salta, Leonardo Bavio, quien ahora ordenó 37 allanamientos en Jujuy y Salta.

Según el informe, veinte personas fueron detenidas tras los operativos acusadas de integrar una banda narco que utilizaba como base la localidad fronteriza de La Quiaca y que ingresaba la cocaína al país desde Bolivia por distintos puntos de Salta y Jujuy.

Durante los procedimientos también se secuestraron 294,250 kilos de cocaína, 312.000 pesos, 32.000 dólares, 15 vehículos, armas de fuego, computadoras y teléfonos celulares, entre otros elementos.

De acuerdo al comunicado oficial, tres suboficiales del Ejército y otro de la Gendarmería fueron detenidos y quedaron a disposición del juez Bavio.

Personal del Escuadrón 45 de Salta de la Gendarmería Nacional realizó los operativos en conjunto con el Escuadrón 53 de Jujuy, la Policía salteña, el Ejército Argentino y la Dirección Nacional de Aduanas.


También participaron efectivos de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de Salta y del Escuadrón 21 La Quiaca.