El presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), Roberto Caldas, expresó hoy su preocupación sobre el desenlace de la crisis política y advirtió sobre los casos judiciales que son tratados sin "prudencia" y ponen en riesgo pruebas, en alusión a la investigación sobre corrupción en Petrobras. 

"Los pueblos latinoamericanos están con preocupación sobre una secuencia que se inició con dos casos llegaron a la Corte. En 2002, el golpe de Estado en Venezuela y en 2009 un golpe de Estado en Honduras. Estas situaciones comienzan con excepciones a la ley de manera que escapa a la normalidad de la jurisprudencia", dijo Caldas en una visita oficial a Brasilia. 

Durante un pronunciamiento ante el Superior Tribunal Federal, Caldas se refirió, sin nombrarla, a la polémica abierta por la divulgación por parte del juez Sergio Moro, a cargo del caso Petrobras, de escuchas telefónicas de la presidenta Dilma Rousseff y el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva, sin autorización de la máxima Corte del país por tratarse de la jefa del Estado.

"Los pueblos están mirando a Brasil con toda la atención, algunos con miedo, porque el estado de Derecho debe imperar para todos los ciudadanos y para todas las autoridades del Poder Judicial", advirtió Caldas, quien es brasileño y asumió en el cargo este año como presidente de la Corte IDH.

El funcionario insistió en que la investigación no debe ser divulgada "para preservar la propia investigación y la imparcialidad de los magistrados" y advirtió que "la comunidad internacional quiere ver el debido proceso legal y el Estado de Derecho aplicado sin excepción en Brasil".

Recordó que la Corte hemisférica condenó a Brasil por un caso de violación de secreto telefónico y negó estar dando un mensaje a la discusión política brasileña. 

"La comunidad internacional quiere ver el debido proceso legal y el Estado de Derecho aplicado sin excepción en Brasil", dijo Caldas.

"No estoy enviando mensajes, es un pronunciamiento con la preocupación que me llega todos los días, porque mucha gente me pregunta si esto ocurre en Brasil, quién será el próximo", evaluó luego de reunirse con el presidente del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski, de acuerdo al sitio de noticias jurídicas Jota.