Más de 40 allanamientos se llevan a cabo desde esta mañana en el interior de la Villa 31 y la 31 bis, ubicadas en el barrio porteño de Retiro, en el marco de una investigación relacionada con el tráfico de drogas en el interior de los asentamientos.

El megaoperativo, que cuenta con la participación de 500 efectivos de la Policía Federal Argentina, fue ordenado por el juez Ariel Lijo, titular del Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal N°4.

Asimismo, las fuerzas de la división Antidrogas Urbanas de la PFA advirtieron que un grupo civiles está disparando con armas de fuego desde el interior del lugar.

A raíz de la investigación llevada a cabo, el magistrado acreditó el funcionamiento de organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico y detalló la forma en la que operan en el interior de los asentamientos con un alto grado de organización, según indica la Agencia de noticias del Poder Judicial (CIJ).

En la medida, Lijo señaló que las estructuras criminales organizadas cuentan con procedimientos para evitar la intrusión de la Policía dentro de los asentamientos, dificultando así las investigaciones judiciales. En ese sentido detalló que las bandas se valen de varios inmuebles en el interior de la villa, para estructurar los lugares de venta y deposito de las drogas.

El magistrado también dio intervención a diversos órganos estatales, tanto de la Nación como de la Ciudad, con el fin de preservar la seguridad de los residentes del asentamiento ajenos a la actividad ilícita.