El ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido presentó hoy un escrito en el que planteó la recusación del juez Claudio Bonadio y la nulidad de su llamado a indagatoria en el marco de la causa por la tragedia de Once.

En el escrito de 29 páginas que presentó ante el juez y luego compartió en las redes sociales, De Vido fundamentó su pedido de recusación a Bonadio y defendió su gestión pública. “He planificado y ejecutado descentralizadamente y de forma federal, durante los 12 años de mi gestión, cada día, para mejorar las condiciones de vida de cada ciudadano de este país en cada rincón de la patria, buscando corregir desigualdades sobre las personas y asimetrías entre las regiones desde la gestión de cada área del ministerio a mi cargo”, afirmó De Vido en un apartado que tituló “palabras preliminares”.

Y continuó: “Más allá de todo ataque, me sobra con saber que durante esos 12 años, desde mi humilde lugar puse mi grano de arena en la expansión de derechos para los desclasados de todos los rincones de mi país. También sé, como lo saben quienes me conocen y aún quienes no conociéndome personalmente me miden con la vara de la objetividad, que no soy responsable de nada de lo que se me acusa en este montaje mediático”.

"No soy responsable de nada de lo que se me acusa en este montaje mediático"

En las conclusiones, De Vido se refirió a las acusaciones que pesan en su contra y afirmó: “No he intervenido, ni participado, ni conocido ni consentido ninguno de los actos, las omisiones o las complicidades que en la sentencia del Tribunal Oral se atribuyen a los Secretarios de Transporte como constitutivas de delito, si fueran ciertos”.

En ese sentido, agregó: “Mi función como ministro ha sido la de planificar la acción de gobierno en las extensísimas áreas atribuidas al Ministerio de Planificación Federal, no la de ejecutar, gestionar o controlar las políticas particulares de cada área”. Y finalizó: “Desde ya, adelanto que sostendré mi defensa en todas las instancias posibles, tanto internas como internacionales, de lo cual hago expresa reserva”.

La causa investiga el hecho ocurrido el 22 de febrero de 2012, cuando un tren de la línea Sarmiento colisionó con la cabecera del andén número 2 de la estación terminal "Once de septiembre" y que produjo 51 víctimas fatales y 789 lesionados.