El detenido abogado de Lázaro Báez, Jorge Chueco, fue indagado hoy por el juez federal Sebastián Casanello luego que el Cuerpo Médico Forense determinó que está en condiciones de afrontar una declaración como acusado.

Tras la aprobación por parte de los psiquiatras, Chueco se presentó ante el juez y estuvo en su despacho por más de tres horas.

Sin embargo, fuentes judiciales dejaron trascender que Chueco se habría negado a responder las preguntas que iba a formularle Casanello y, en cambio, habría insistido en la versión de que no está bien y que en las últimas semanas quiso quitarse la vida.

Chueco fue apresado en Paraguay y ayer su defensa intentó postergar su indagatoria aludiendo problemas psiquiátricos, pero los peritos hicieron saber anoche al magistrado que el abogado de Báez no tiene problemas graves de salud.

En el juzgado sospechan que todo lo ocurrido en torno a la desaparición, fuga y posterior captura de Chueco se trató de un montaje para salir del país, ante su inminente citación judicial tras la declaración del valijero Leonardo Fariña y luego de la detención de Báez.
Por ello, cuando su defensa pidió ayer el peritaje, se ordenó de manera inmediata y a la noche se ratificó su citación a indagatoria.