Para disfrutar del siguiente video, recomendamos aumentar el volumen o ponerse auriculares.

No existe nada más sexy que una despampanante imagen femenina en bikini. Pero si a ésta le sumamos un cavallino rampante, de 400 caballos de fuerza, el resultado es una bomba explosiva de belleza y sensualidad. Es sorprendente la forma en que la rubia domina a la perfección esta máquina, que de por sí, es difícil de pilotear. Sin demasiado esfuerzo, atraviesa serpenteantes caminos de alta montaña, llevando unos tacos que, a primera vista, parecerían constituir un verdadero obstáculo para ejecutar esa tarea.

Inevitablemente, todos nos preguntamos por qué no tuvimos este tipo de remiseras en la década del ´90,  cuando Argentina atravesaba “la fiesta menemista” y estaba en “el primer mundo”. ¿No sería una buena campaña oficial, para la marca de Maranello en otros mercados?

Todos coincidirán en que la mejor parte del video es la del lavado final, especialmente para que nadie crea que esta nota es machista o, simplemente, que está en línea con la “Tinellización” de la cultura del entretenimiento masculino en los medios. Sólo resta expresar un interrogante: ¿Qué prefieren? ¿Quedarse con lo fuerte que está esta joven muchacha o con lo bien que maneja?

¡Disfruten caballeros de la bella y la bestia!