Política

"Macri es un hombre de la dictadura"

El escritor y periodista Osvaldo Bayer brindó una entrevista en la que dejó como siempre varias reflexiones lúcidas. "No me interesa la política partidaria, solo la igualdad de los hombres", sentenció.

Foto Télam
Foto Télam

El escritor y periodista Osvaldo Bayer tiene 89 años. Sobrevivió a la persecución política y al exilio y es hoy una de las mentes más brillantes de la argentina.

Su paso por la literatura y el periodismo dejó obras como "Rebeldía y esperanza. Debates, discusiones y documentos", "En camino al paraíso. El sueño de una lucha inclaudicable", "Ventana a Plaza de Mayo. Crónicas de Osvaldo Bayer en el periódico Madres de Plaza de Mayo 1984-2006" y "Fútbol argentino", que volverán a editarse por editorial Planeta.

En una entrevista con la agencia Télam, Bayer se explayó sobre la situación actual de los juicios por los crímenes de lesa humanidad y sostuvo: "(los argentinos) nos debemos un gran análisis y continuar con los juicios. Sobre todo porque Macri es un hombre de la dictadura y no hace nada por recordar lo ocurrido. Menos mal que están los organismos de Derechos Humanos".

Bayer expresó que pese a los sufrimientos que padeció durante la dictadura y que incluyeron la desaparición de algunos de sus grandes amigos como Rodolfo Walsh, no cambiaría nada de su accionar. "Repetiría mi vida, no estoy arrepentido. Viví siempre humildemente y luchando contra el sistema. Sufrí cárcel, exilio, largo exilio y volví, siempre con la misma lucha".

Además, recordó su paso por una cárcel de mujeres: "En el 60 con otra dictadura estuve 63 días preso en la cárcel de mujeres, cosas de la Argentina... Para humillarme me mandaron a la cárcel de mujeres, hay que ser perverso. La gente decía por algo será, sospechaban. A mí me importaba un pito que me confundieran con mujeres, soy de otro talante".

Respecto al futuro de la Argentina, Bayer hizo referencia a una estrofa del himno nacional: "ved en trono a la noble igualdad", para ejemplificar que esa lucha es la que aún nos debemos como sociedad. "Esa igualdad es la que necesitamos, y no la pobreza inmensa de las villas miserias al lado de Barrio Norte, por ejemplo. Que haya hambre en la Argentina es una vergüenza, en el país de las llanuras. Y tenemos hambre muchos argentinos, niños principalmente", señaló.

"Yo he sido siempre anarquista: socialista libertario, no me interesa la política partidaria, me interesa la igualdad de los hombres, luchar por la igualdad, en libertad, jamás estuve de acuerdo con ninguna dictadura del proletariado", sentenció.  

Seguinos