La vicepresidente, Gabriela Michetti, fue imputada ayer por el robo en su casa que decidió mantener oculto hasta que fue revelado por el diario Tiempo Argentino. La batería de pruebas solicitada por el fiscal Guillermo Marijuán apunta hacia el origen de los fondos y la fundación SUMA que preside la presidenta del Senado.

La vicepresidenta afirmó que los 200 mil pesos en efectivo que le robaron eran donaciones a la fundación SUMA, otros 45 mil eran para refacciones y 50 mil dólares eran un préstamo que le había hecho su pareja, Juan Tonelli, para pagar una maestría de su hijo.

Las fundaciones. Marijuan solicitó indagar sobre un conjunto de fundaciones más amplio que están en la mira como posibles fuentes de recaudación para el financiamiento de la actividad política de PRO

El tiempo. La Policía Metropolitana sostuvo que mantuvo en reserva el episodia que ocurrió en diciembre hasta su revelación periodística por pedido de la Justicia, para no alterar la investigación porque se tenía en la mira al círculo íntimo de Michetti. Por el cruce de llamadas se llegó a su entonces custodio, David Juan Pablo Cruzado, designado por la Ciudad. El hombre tiene ahora un embargo por un millón de pesos y pagó 20 mil pesos de fianza, según informó hoy el diario Página/12.

Las donaciones. El fiscal indaga el dinero de SUMA porque la normativa prohíbe que las fundaciones reciban donaciones en pesos y buscará averiguar si SUMA justificó el origen de sus donaciones y cumplió con las normas antilavado.

El préstamo. Michetti declaró haber tenido un préstamo de su pareja en pesos (al cambio oficial de noviembre de 2015) y no en dólares, que es lo que afirmó que le sustrajeron.

La maestría. El fiscal también averiguará sobre la maestría del hijo de la vice a la que estaban destinados, según sus dichos, los 50 mil dólares. El diputado del Frente para la Victoria Rodolfo Tailhade, quien hizo la denuncia junto a Juan Cabandié, informó a Página/12 que Juan Tonelli, pareja de Michetti, declaró dos veces en la causa sobre el robo “y que en ninguna de esas dos ocasiones dijo que los dólares se los hubiera prestado él”.

La declaración jurada. “Ella incluyó el préstamo en su declaración jurada, pero con posterioridad al robo”, afirma el abogado Leonardo Martínez Herrero, quien presentó la primera denuncia contra la vicepresidenta.

Los delitos posibles. En la causa que lleva adelante el juez Ariel Lijo, se investiga la posibilidad de que se hayan cometido los delito de falsedad ideológica, en relación a la declaración jurada donde figura una deuda en pesos por el equivalente a 50 mil dólares a la cotización de noviembre pasado (461 mil pesos) aunque ahora serían por lo menos 300 mil más; también están en duda si se cumplieron las normas cambiarias; si Michetti cumplió con el deber de informar todos los aportantes de SUMA y ofrecer documentación que lo respalde.