Si vamos a hablar de pesada herencia, el Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta recibió una preocupante en materia social: la población creciente de personas sin techo. Según datos oficiales de abril pasado, son 860. Para las organizaciones sociales, ascienden a 22 mil. En los últimos días, se escucharon varias voces sobre la problemática e Infonews brinda un paneo del tema.

Un censo serio, un diagnóstico real

La jueza Elena Liberatori le ordenó al Ejecutivo realizar con participación de las ONGs un nuevo censo que permita una evaluación certera de la situación. El último se efectuó el 14 de abril pasado en una sola noche y contabilizó 800 adultos y 60 menores de 18 años. 

450 personas comieron el último viernes en la "mesa digna" que Red Solidaria hace en Plaza de Mayo. Crédito: Instagram Juan Carr.
450 personas comieron el último viernes en la "mesa digna" que Red Solidaria hace en Plaza de Mayo. Crédito: Instagram Juan Carr.

El nuevo relevamiento debe abarcar a personas que duermen en la vía pública y a las que están “en riesgo”, como quienes viven en casas ocupadas con sentencia firme de desalojo, paradores, hogares, pensiones, hoteles, asentamientos y en condiciones de hacinamiento. Ese concepto amplio de “situación de calle” corresponde a la Ley 3.706, de protección de los derechos de las personas sin techo, sancionada en 2011, promulgada por el actual presidente Mauricio Macri en 2013 e incumplida de ahí en adelante.

La decisión de Liberatori respondió a una cautelar impulsada por la diputada nacional Victoria Donda y la consejera del Consejo Económico y Social de la Ciudad, Laura Velasco, que solicitaba el cumplimiento de la Ley. En 30 días hábiles, la jueza exhortó al Gobierno porteño a entregar un diagnóstico provisorio para fijar políticas acordes a la complejidad de la situación.

Foro con conclusiones alarmantes

El incumplimiento de la norma 3.706 fue el eje del primer Foro de gente en situación de calle, realizado el martes pasado en la Legislatura porteña. Durante casi tres horas, las organizaciones sociales dedicadas a los sin techo, la presidenta de la Auditoría General de la Ciudad, Cecilia Segura, y el legislador porteño del Frente para la Victoria, Gabriel Fuks, entre otros, debatieron acerca de esta realidad.

Crédito foto: Facebook Centro de Integración Monteagudo.
Crédito foto: Facebook Centro de Integración Monteagudo.

Cifra real. Todos los grupos destacaron que hubo un crecimiento exponencial de la cantidad de personas en la calle durante este año. “En los puntos fijos, como la mesa digna de Red Solidaria, se duplicó”, detalló a Infonews Mónica De Russis, voluntaria de Amigos en el Camino y la Merienda de los Sueños, quienes reparten 600 viandas de lunes a viernes en distintas zonas de Capital Federal y colaboran con 25 familias que consiguieron un techo.

Si bien Mónica aseguró que “nunca hubo menos gente que el año anterior”, manifestó un escenario alarmante. “Hay gente que no está en la calle, pero se acerca a pedirnos un plato de comida porque la plata ahora no les alcanza”, afirmó.

Línea 108. El programa Buenos Aires Presente (BAP) es el que actúa ante los llamados al 108, depende del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y es presidido por Maximiliano Corach, hijo de Carlos, ex ministro del Interior de Carlos Menem. "Si alguien ve a alguna familia o persona en situación de calle que llame al 108. Te atienden y vienen (sic)”, afirmó con total seguridad el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la mesa de Mirtha Legrand el domingo pasado.  

Larreta habló de la gente en situación de calle en la mesa de Mirtha Legrand (1:44:57).

El “mal funcionamiento” del BAP fue otro de los puntos del Foro y no es una novedad. Durante los mandatos de Macri, sus trabajadores se cansaron de denunciar la falta de presupuesto y la precarización laboral. "Ahora reciben 300 llamados por día y tienen pocos móviles. Es imposible que lleguen a todo el territorio de la ciudad”, explicó Mónica, aunque destacó el trabajo de los asistentes sociales que llenan con voluntarismo la falta de recursos. 

Paradores. Como su nombre lo devela, no se trata de una política a largo plazo. Los gestionados por el Estado porteño son exclusivos para pernoctar - abren a las 19 y cierran a las 8 -, admiten el ingreso sólo con DNI y no tienen espacio para las pertenencias de la gente (carros, frazadas, colchones). Los hay exclusivos de hombres, de mujeres, uno para la tercera edad y otro familiar. 

En el encuentro en la Legislatura, las organizaciones pidieron la creación de un parador específico para personas transexuales, criticaron la situación edilicia de los refugios y los calificaron de "dispositivos expulsivos". Bajo esas condiciones, se comprende por qué hay personas que "no quieren ir" como expuso Larreta, con un gesto de sorpresa, ante la pregunta de la Señora de los Almuerzos.

Organizaciones, funcionarios y legisladores en el primer Foro de personas sin techo en Capital. Crédito: Twitter @GatiFuks.
Organizaciones, funcionarios y legisladores en el primer Foro de personas sin techo en Capital. Crédito: Twitter @GatiFuks.

Subsidio habitacional.  Lo entrega el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat y consta de diez cuotas mensuales de 1.800 pesos, cifra inferior a los precios del mercado. "Ninguna habitación en un hotel baja de tres mil pesos", explicó la voluntaria de Amigos en el Camino. Finalizado el subsidio, se puede presentar un amparo ante la Justicia para que el beneficio sea renovado hasta que la familia o la persona logre una alternativa habitacional. Párrafo aparte merecería el desconocimiento del titular del BAP, Maximiliano Corach, sobre el costo de un alojamiento en la actualidad, que dejó en evidencia al ser consultado por el diario Clarín el mes pasado.  

"Muchos perdieron el DNI, pero otros son NN. Hay una familia que es de Catamarca y tiene cinco hijos de 6 meses a 16 años, todos indocumentados. Esos nenes no existen para el Estado"

Documentación. Durante el Foro se planteó la necesidad de realizar una campaña de documentación para la gente sin techo. "Muchos perdieron el DNI, pero otros son NN. Por ejemplo, hay una familia que es de Catamarca y tiene cinco hijos de 6 meses a 16 años, todos indocumentados. Esos nenes no existen para el Estado", contó Mónica. 

La trama de derechos vulnerados es tan grande como la cantidad de personas que terminan en la calle, un lugar que no es para vivir. Los que padecen discapacidades motrices y mentales, adicciones, los adultos, las familias, los chicos, cada uno necesita un enfoque distinto y una asignación de recursos diferente. El Estado debiera convocar a las organizaciones y trabajar en conjunto para delinear una política pública integral si lo que quiere es encontrar soluciones y no hacer un evidente "como si".