El secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, afirmó hoy que las declaraciones del ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay acerca de que en la reunión del Gobierno con la CGT “no se acordó absolutamente nada” fueron "una provocación", e insistió con impulsar un paro general por parte de la central obrera "para terminar con este verdugueo del Gobierno" para con los trabajadores.

"Yo ya lo dije en varios medios, esa reunión con el Gobierno fue para la foto y nada más", dijo Moyano y la tildó como "una reunión más donde solamente se escribió un acta con los pedidos de la CGT".

"Ni bien asumió (el presidente Mauricio) Macri, la CGT con (Hugo) Moyano (Luis) Barrionuevo y (Antonio) Caló le llevaron los mismos reclamos que les llevamos nosotros después de 10 meses de gobierno", reflexionó el dirigente camionero.

Ayer, Prat Gay dijo que “no se acordó absolutamente nada” en la reunión que el Gobierno mantuvo la semana pasada con la cúpula de la CGT, sino que “se tomó nota de los reclamos” y se abrió un período de 10 días para evaluar una propuesta y “ponerla a consideración de los empresarios”.

Esta mañana, en declaraciones a Futurock FM, Moyano afirmó que "el Gobierno solamente quiere dar migajas a los trabajadores", lo que demuestra que "el Gobierno gobierna para los ricos". "Se lo dije al ministro Prat Gay en la cara y se ofendió. Pero nosotros teníamos que explicarle el país que no le cuentan o que no ven", contó.

"Lo de Prat-Gay fue una provocación, esto se tiene que terminar", añadió el dirigente sindical. "El bono de 500 o 600 pesos es una vergüenza, no podemos seguir cruzados de brazos. Si no dan respuesta, tenemos que hacer una movilización o un paro general. Siguen dilatando la cosa para no darnos una respuesta definitiva", dijo.

"O eliminan ganancias, o dan un bono importante a los jubilados, a los desocupados y a los trabajadores que hemos perdido el poder adquisitivo por la inflación y por los tarifazos". De lo contrario, Moyano sostuvo que "se tiene que llevar adelante una medida de acción en el transcurso de los próximos días".

"En el último Confederal de la CGT, el 100 por ciento de la dirigencia pedía una medida de fuerza, lo que demuestra que hay consenso. El jueves se va definir: o seguimos permitiendo el verdugueo del Gobierno o convocamos una medida de fuerza como una respuesta de la CGT con los trabajadores", finalizó.