Varias personas resultaron heridas y otras dessaparecidas este lunes en una explosión en una planta de la firma química BASF en el suroeste de Alemania, según indicó la compañía.

 

La explosión se produjo a última hora de la mañana en un puerto fluvial en Ludwigshafen, donde tiene su sede la empresa, indicó la portavoz Ursula von Stetten. Las instalaciones del puerto se utilizan para descargar líquidos inflamables y gas líquido.