El juez de instrucción, Pablo Farah, quien investiga la muerte de Yanina Nüesch (16) y Luján Peñalva (19), tomará declaración a los familiares y novios de las amigas, que fueron halladas ahorcadas el lunes pasado en Salta.

Hasta el momento, no hay ningún detenido ni sospechoso en la causa debido a que la investigación se encuentra en la instancia de recolección de pruebas, que luego serán analizadas.

 Además, según lo que reveló el propio juez, las autopsias no arrojaron signos de violencia, ni abuso sexual. Inclusive, Farah agregó ayer que "el Centro de Investigación Federal no obtuvo rastros que indiquen la presencia de una tercera persona en el lugar en que se hallaron ahorcadas". En definitiva, pareciera que todo conduce a la hipótesis de un pacto suicida entre las jóvenes.

No obstante, el abogado de la familia de Luján afirmó ayer que los parientes creen que “las amigas fueron asesinadas” porque "no les cierra la idea del suicidio".

A la causa fueron incorporados como material de análisis los mensajes de texto que intercambió Luján con su novio Exequiel y en los que la joven le confesaba sus ganas de morir.

Con las declaraciones, el juez intentará establecer si había algún inconveniente en la relación que las adolescentes tenían con su familia o con sus novios.

Peñalva y Nüesch fueron halladas ahorcadas juntas el lunes pasado en un árbol, tras haber sido vistas por última vez el sábado cuando salieron.