Sociedad

Teatro feminista: el drama de la violencia en código stand up

Malena Pichot, Charo López, Vanesa Strauch y Ana Carolina hacen “Persona”, una sátira teatralizada y standupera de la violencia de género. Con un tono ácido critican y pisotean al patriarcado en todas sus formas.   

 Persona, el show de stand up que realizan Malena Pichot, Charo López, Vanesa Strauch y Ana Carolina es una trompada en el mentón. Y lo es por la realidad que expresa: la violencia que sufren las mujeres en esta sociedad.

Vanesa Strauch es la primera en romper la oscuridad de la sala y los hace con una declaración: ella no quiere ser madre. Strauch convive bien con eso, todo lo bien que se puede convivir cuando el resto te señala: para ella el problema son los comentarios que le runrunean la nuca por no hacer lo que se espera que una mujer haga.

"Ya te va a llegar", le dicen muchos que creen que sin un hijo, una mujer está incompleta. La imposición de mandatos es otra forma de violencia. Hay quienes llaman a este tipo “micromachismos”. Pero el concepto trae polémica: la violencia “chiquita” también deja marcas graves. 

Persona se presenta en varias ciudades del país. En este video invitan a su show en Tucumán.

Las cuatro standuperas ingresan al escenario por un costado de la sala, como si llegaran al lugar principal por una hendija clandestina, escapando de los mandatos, de los golpes y de la premisa que indica que una mujer que se expresa, se mueve y dice lo que piensa es una “feminazi”

Lo bueno de “Persona” es que desempolva al feminismo de la sobriedad que suelen tener los espacios de militancia

Malena Pichot, ácida, advierte a las mujeres presentes que siempre pueden negarse a hacer una fellatio. Ana Carolina cuenta que no sabe a qué baño ir en un restaurante porque se siente un poco mujer, pero un poco hombre también e instala así el tema de la heteronormatividad. La performance de Charo López es desopilante.

 Lo bueno de “Persona” es que desempolva al feminismo de la sobriedad que suelen tener los espacios de militancia. Pichot, Charo López, Strauch y Ana Carolina hacen humor desde la sátira. Utilizan además dispositivos tecnológicos y todos los recursos digitales que tienen al alcance. Es humor feminista 2.0, algo que no resulta casual. Las redes sociales vienen teniendo una importancia muy grande en la organización de las mujeres y sus diversas acciones de protesta y visibilización, como la marcha por el Miércoles Negro que se realizó días atrás.

La obra transcurre entre monólogos y risas. También sobrevuela una suerte de efecto análogo: la idea de que el público femenino allí presente vivió al menos una -sino más- de las anécdotas relatadas.

*Persona puede verse todos los sábados a las 23.00 en Santos 4040

Seguinos