Foto Twitter
Foto Twitter

Parece que en épocas de cambios no se respeta ni a los muertos. La construcción del Nuevo Parque Elcano en el barrio de la Chacarita borró del mapa más de tres hectáreas del cementerio y se llevó consigo nichos y muros históricos, lo que despertó serios cuestionamientos al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, según publica la revista Qué.

El objetivo es construir un gran pulmón verde lindero a los terrenos del cementerio que tendrá juegos para niños, máquinas para hacer ejercicios, bicesendas y canchas de fútbol-tenis. Al macabro proyecto los vecinos de la Comuna 15 ya lo apodaron la "plaza del horror" y no es para menos, según consignan para su construcción ya se exhumaron cadáveres.

"Los trabajadores del cementerio dicen que había NN enterrados en el lugar. No se sabe cómo fue el proceso para las exhumaciones", dijo a la revista Qué Camila Rodríguez, comunera del distrito 15 por el Frente para la Victoria

Los vecinos también denuncian el grave riesgo ambiental de armar una plaza pública en un lugar que albergó cadáveres y advierten que por eso están impermiabilizando la zona con grandes playones de hormigón y cemento.

Consultado por la misma revista el investigador histórico de costumbres funerarias, Hernán Vizzari, explicó que “esa parte de la necrópolis albergó muertos durante 80 años y fue abandonada en 2010. Tiempo después, las cruces desaparecieron, se cortó la vegetación y emergió un llano de tierra sin uso. Que hayan puesto cemento lleva a pensar que no se hizo la remoción correspondiente o que aíslan el terreno para que no haya sorpresas a futuro”.

Además, agregó que el parque estará ubicado al lado de la cámara frigorífica mortuoria del cementerio, lugar donde muchas veces se resguardan cadáveres y que emana olores nauseabundos. “Es increíble, pero al lado habrá personas jugando al tenis. No se puede emplazar un área de divertimentos para chicos y la familia donde se manipulan cadáveres, es ilógico. Por algo existen paredones que aíslan visualmente los trabajos que se hacen”, explicó.

Desde el Gobierno de la Ciudad mantienen un fuerte hermetismo sobre el proyecto que forma parte de la licitación 1463/2014 de obras de mantenimiento de espacios públicos, por un monto cercano a los 600 millones de pesos.

En tanto, desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, que conduce Eduardo Macchiavelli, aseguraron a la revista Qué que la zona del cementerio a reutilizar siempre estuvo en desuso. “No había cuerpos. Lo que sí había era un muro histórico que separaba la avenida Elcano y que fue demolido”, argumentaron desde el organismo.