La diputada Elisa Carrió (Coalición Cívica-Cambiemos) acusó hoy al massismo y al PJ-Frente para la Victoria en el Senado de querer "mantener el fraude electoral" a través de la eliminación del chip previsto para las boletas electrónicas en el texto del proyecto de reforma electoral que ya cuenta con media sanción de la Cámara baja.

Así lo hizo saber esta mañana la legisladora oficialista en su cuenta en la red social Twitter, en la que fijó su postura sobre un supuesto acuerdo en el Senado entre el peronismo y el massismo tendiente a modificar la iniciativa.

"La eliminación del chip por parte del massismo y del PJ es querer mantener el fraude electoral; así nos hicieron en el 2007", aseguró Carrió sobre las elecciones presidenciales que, según su criterio, fueron fraudulentas y en las que resultó electa la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner con el 45,29% de los votos, resultando segunda la titular de la Coalición Cívica con el 23,04%.

Al cuestionar ese supuesto acuerdo, Carrió recordó que "mientras, el íntimo amigo de Massa es procesado por encubrir delitos de narcotráfico", en referencia al Fiscal General de San Isidro, Julio Novo, quien, junto a cuatro de sus colaboradores, fue procesado por presunto encubrimiento de crímenes vinculados con el narcotráfico.

En su momento, Carrió había publicado en las redes sociales que "Novo está íntimamente vinculado a Aníbal Fernández, a Sergio Massa y al senador provincial Sebastián Galmarini".