Marchas y protestas en todo Estados Unidos contra Donald Trump
Marchas y protestas en todo Estados Unidos contra Donald Trump

La cudad de Nueva York lideró durante todo el miércoles y hasta al menos la madrugada del jueves las manifestaciones que visten a Estados Unidos contra el presidente electo Donald Trump.

Las protestas se organizaron a través de las redes sociales, que primero en forma de resignación y bronca se transformaron luego en organización para las marchas.

Al grito de "¡Trump no es mi Presidente!", en la Union Square de NY miles de personas se reunieron y marcharon por las calles, marcando un hecho inédito en una ciudad donde hay que pedir distintos permisos para conseguir una restringida circulación en caso de una protesta.

Otro centro neurálgico en la gran manzana fue la Torre Trump de la Quinta Avenida.

Además de NY hubo manifestaciones contra el magnate en Miami, Filadelfia, Berkeley, Chicago, Portland, Seattle y Washington.

"¡No a Trump! ¡No al KKK!"

En Chicago unas 1.000 personas se reunieron frente al Hotel Internacional Trump y la Trump Tower de esa ciudad mientras a grito pelado lanzaban "¡No a Trump! ¡No al KKK!".

En Miami, un grupo de inmigrantes latinos expresó su miedo por posibles políticas del próximo gobierno. "Trabajamos duro para construir este país", explicó una mujer entre lagrimas.

Antes, en la noche del martes, minutos después de confirmarse la victoria de Trump, en Los Ángeles unas 500 personas salieron a la calle por la zona de la Universidad de California. Algunos gritaban groserías contra el magnate y otros volvían a exclamar: "¡Ése no es mi presidente!". Hubo manifestaciones más pequeñas en vecindarios de Berkeley, Irvine and Davis y en San Jose State.

Los únicos incidentes, mínimos, se registraron en Oakland, donde un centenar de personas salió a protestar. El canal KNTV-TV reportó que los manifestantes quemaron una efigie de Trump, rompieron ventanas de las oficinas del diario Oakland Tribune y prendieron fuego neumáticos y pilas de basura.

En Oregón, docenas de personas bloquearon el tránsito en el centro de Portland y causaron retrasos en los trenes. Versiones de prensa dijeron que la multitud llegó a abarcar unas 300 personas, entre ellas algunas que se sentaron en medio de la calle para impedir el tránsito.