El magistrado Pablo Farah que investiga la muerte de las chicas salteñas,  Luján Peñalba y Yanina Nüesch, afirmó que hasta el momento, la carátula de la investigación no es determinante y que, provisoriamente, continuará siendo "muerte dudosa todo el tiempo necesario". Además, adelantó que el informe final de la autopsia estará mañana viernes y que no había signos de violencia en los cuerpos.

"Yo no voy a adentrarme en cuanto al contenido de los testimonios, lo que sí le puedo anticipar es que se hizo referencia respecto del contenido de los mensajes en las redes sociales", sostuvo en referencia a la toma de declaración a familiares y a los novios de las chicas.  

El juez sostuvo que por el momento están intentando recolectar la mayor cantidad de pruebas posibles y que tiene "buenas expectativas en que los testimonios tomados hoy fueron útiles para esclarecer el hecho".

"Estuve una entrevista larga con los familiares, con los padres de Lujan, y lógicamente con la paciencia necesaria por el momento que están viviendo ellos, y creo que ellos son los que deban hablar", agregó al respecto.

Tras afirmar que están haciendo una investigación integral respecto de la muerte dudosa, el magistrado señaló: "En este momento estoy muy abocada al tratamiento de la causa, y de otras causas porque estamos de turno; no puedo ser el termómetro de la sociedad salteña".

"Es un tema que me preocupa y me conmueve, como a la sociedad", agregó.

Por último, respecto de los pasos siguientes en la investigación, Farah adelantó que van a ordenar estudios comparativos de ADN sobre una mancha de sangre y que se están peritando las computadoras de los familiares.