El gabinete de Trump plagado de militares
El gabinete de Trump plagado de militares

El presidente electo Donald Trump eligió al general retirado John Kelly, un ex jefe del Comando Sur que dirigió todos los operativos militares en América Latina y tuvo a su cargo la controvertida cárcel de Guantánamo, al frente del Departamento de Seguridad Interior, anunció hoy el equipo de transición y será el tercer militar en integrar el futuro gabinete.

"Él es la persona adecuada para dirigir la misión urgente de detener la inmigración ilegal y asegurar nuestras fronteras, mejorar la coordinación entre la inteligencia y las fuerzas del orden", dijo Trump en un comunicado.  "Con el general Kelly al frente de Seguridad Interior, el pueblo estadounidense tendrá un líder comprometido con nuestra seguridad", remató el comunicado sobre al elección de este ex marine de 66 años.

Entre 2012 y 2016, Kelly, que perdió a un hijo militar en Afganistán, dirigió al Comando Sur, la dependencia del ejército estadounidense encargada de América Latina y fue el responsable de la controvertida cárcel de Guantánamo, instalada en Cuba.

Como ex jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Kelly también fue responsable de la gestión de amenazas a la seguridad que presentan las redes criminales de la droga basadas en América Central y del Sur, un tema que Trump resaltó en su campaña.
Estas experiencias, aseguró el comunicado, aportan "un conocimiento único de los desafíos a los cuales Estados Unidos se ve enfrentado a nivel de su frontera meridional".

"El pueblo estadounidense votó en esta elección en favor de frenar el terrorismo, recuperar la soberanía de nuestras fronteras y poner fin a la actitud políticamente correcta que rigió durante demasiado tiempo nuestra visión de la seguridad nacional", dijo a su vez Kelly, citado en el comunicado.

Según el diario estadounidense The Washington Post, Kelly es una suerte de "halcón de seguridad fronteriza" de la administración Trump que se enfrentó con el presidente Barack Obama en temas como el ingreso de las mujeres a combate y por el cierre de la prisión de Guantánamo, que este ex marine quiere mantener abierta.

Kelly se suma a un gabinete que que ya tiene designados a otros dos generales retirados: Michael Flynn como asesor en seguridad nacional, un cargo clave en la elaboración de la política exterior y de defensa de Estados Unidos y James Mattis, otro ex marine, al frente de Defensa y del Pentágono.

La agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos es la responsable de prevención del terrorismo, protección del presidente, la seguridad de costas y aéreas así como de dar respuesta a los desastres naturales y asegurar el cumplimiento de las leyes de inmigración.