Antes del fallo, Milagro Sala pidió a los jueces que "no se dejen apretar por el poder político"
Antes del fallo, Milagro Sala pidió a los jueces que "no se dejen apretar por el poder político"

Hay tensión dentro y fuera de los tribunales de Jujuy por la sentencia en torno al juicio contra Milagro Sala por un escrache al hoy gobernador Gerardo Morales. El hecho se remonta al año 2009, cuando el dirigente radical no era aún mandatario de la provincia.

En su alegato final, la líder de la Tupac Amaru dijo que se encuentra en el banquillo de los acusados por haber ayudado a recuperar la cultura del trabajo durante los últimos años y haber dignificado así a miles de jujeños.

Sala tuvo unos minutos antes del cuarto intermedio al que se pasó y reclamó a los jueces que "no se dejen apretar por el poder político" y "dicten lo justo".

El tribunal daría a conocer la sentencia luego de las 18.30 de hoy.

"Lo que hicimos fue volver a instalar la cultura del trabajo después de la década del '90, después del 2001, cuando nos querían conformar con un plan trabajar" señaló Milagro y agregó: "Volvimos a inculcar también que había que construir nuestra propia vivienda, nuestro propio futuro y que no había que pensar en comer hoy, sino que había que pensar en comer hoy, mañana y pasado".

"Siento mucho dolor por la injusticia que estamos viviendo porque no hemos robado nada, hemos trabajado y hemos dignificado a miles de compañeros" aseguró y sentenció: "Ese fue nuestro pecado. Sólo queríamos igualdad en un país rico como éste".