Un juez de Lomas de Zamora procesó al represor Etchecolatz por delitos de lesa humanidad
Un juez de Lomas de Zamora procesó al represor Etchecolatz por delitos de lesa humanidad

El juez federal subrogante de Lomas de Zamora, Federico Villena, ordenó el procesamiento del ex comisario Miguel Etchecolatz, el ex ministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires durante la dictadura cívico militar Jaime Smart, y otras siete imputados, por el asesinato de tres personas ocurrido en marzo de 1977 en el barrio de San José de Almirante Brown.

El magistrado accedió a un pedido formulado en ese sentido por el fiscal Sergio Mola, a raíz de un hecho ocurrido en el marco de un procedimiento conjunto llevado a cabo por el Ejército y la policía bonaerense en el que fueron asesinados Florencia Ruibal, José Luis Alvarenga y Vicenta Orrego Meza de Ramírez, quien se encontraba junto a sus tres hijos menores de edad.

Además, la pesquisa comprende un hecho protagonizado por las mismas fuerzas un día después en Lavallol, en el que resultaron asesinadas otras tres personas.

El magistrado consideró en su resolución que Etchecolatz fue autor inmediato de homicidio agravado, en tanto que Juan Miguel Wolk y Bruno Trevisán resultaron imputados como responsables mediatos.

El magistrado consideró en su resolución que Etchecolatz fue autor inmediato de homicidio agravado,

Por su parte Smart, quien había sido beneficiado en esta causa con una falta de mérito que luego apeló la fiscalía, fue imputado en función de su rol como ministro de Gobierno, al entender que tuvo "un aporte solidario al plan criminal".

El 15 de marzo de 1977, en el barrio San José, decenas de miembros de la Policía y el Ejército rodearon la vivienda situada en la calle Nother, entre Santa Cruz y Tierra del Fuego, donde vivía Orrego con sus tres niños.

Pocos días antes habían arribado al domicilio sus compañeros de militancia, María Florencia Ruibal y José Luis Alvarenga, quienes escapaban de las fuerzas represivas.

Sin alertar sobre su presencia e intimar a la entrega de los moradores, el grupo encabezado por Etchecolatz abrió fuego y al cabo de un intercambio de disparos, los moradores solicitaron un alto el fuego para poder evacuar a los niños que estaban en la vivienda.

"La zona fue rodeada por más de 200 efectivos habiéndose apostado personal policial y militar en los techos de las viviendas vecinas e incluso en la 'zanja' que existía al costado del Camino de Cintura", indicó el fiscal.

"Las víctimas se rindieron, salieron de la casa con las manos en alto y fueron acribillados. Si los hubieran querido agarrar vivos hubieran podido… Tanto despliegue para matar a tres viejos", dijo un vecino que declaró en la fiscalía.