Israel le negó la entrada al país a venezolanos convertidos al judaísmo
Israel le negó la entrada al país a venezolanos convertidos al judaísmo

El Ministerio de Interior de Israel impidió la inmigración de nueve personas de origen venezolano que se habían convertido al judaísmo.

La excusa diplomática, según informó la agencia EFE, es que pese a que se convirtieron hace más de dos años, no habrían podido demostrar la pertenencia a una comunidad judía, tal como exige la ley israelí para considerarlos judíos y otorgarles la nacionalidad.

Según las autoridades, los venezolanos "no pertenecían antes de su conversión a ninguna comunidad judía y no tomaron parte en la vida comunal ni antes ni después de su conversión". Sin embargo, ellos afirman que luego de la conversión se unieron a la comunidad de la cercana ciudad de Valencia.

"El problema es que es necesario cumplir todos los criterios de la Ley del Retorno y, en este caso, el Ministerio de Interior ha considerado que no se han cumplido", señaló Yigal Palmor, portavoz de la Agencia Judía, institución que se ocupa de este tipo de emigración.

Esa ley determina quiénes pueden solicitar el estatuto del "oleh" (migrante que recibe la nacionalidad) y define qué es ser judío para este caso particular: cualquier persona nacida de madre judía y que no se haya convertido a otra religión.

Las personas que no pudieron emigrar a Israel viven en la ciudad de Maracay y, tras convertirse al judaísmo ante una corte rabínica conservadora en 2014, después de tres años de estudiar la religión, pidieron hacer lo que se conoce como aliá (ascenso, en hebreo, palabra que se utiliza para la migración a Israel).