La portada de la edición de hoy de la revista semanal Caras&Caretas de Uruguay propone una pregunta inquietante: ¿es Mauricio Macri el presidente más corrupto del mundo?

Si bien así enunciado puede parecer una exageración, la enumeración de razones le va dando consistencia al planteo: 50 sociedades offshore en 11 paraísos fiscales, omisiones en las declaraciones juradas, antecedentes oscuros, movimientos millonarios en sus cuentas bancarias y nuevas denuncias penales.

En una nota firmada por su director, Alberto Grille, Caras&Caretas Uruguay, que no tiene vinculación alguna con la publicación del mismo nombre que se edita en Argentina, hace un rapaso de todos los actos de corrupción que se le endilgan al mandatario argentino, tanto aquellos que corresponden a su etapa como empresario como los que presuntamente cometió desde la función pública.

En uno de los párrafos de la extensa nota, el influyente semanario oriental afirma que Macri "es uno de los personajes políticos más corruptos del mundo y, si esa realidad no afecta todavía gravemente su imagen pública en Argentina, es porque existe una enorme connivencia de los grandes medios de comunicación".