Trump le hace la guerra al mundo: ahora firmó un decreto para frenar el ingreso de refugiados sirios
Trump le hace la guerra al mundo: ahora firmó un decreto para frenar el ingreso de refugiados sirios

Donald Trump inició su presidencia de manera agresiva contra todas las naciones que él cree enemigas. Así como durante toda la semana hostigó a México con la construcción del muro para separar Estados Unidos del país azteca, ahora firmó un decreto para cesar temporalmente darle refugio a todas aquellas personas que provengan de naciones mayoritariamente musulmanas. 

"Protección de la nación del terrorismo extranjero". Así llamó la orden que fue firmada esta tarde en Washington en una ceremonia realizada en el Pentágono para el juramento del nuevo secretario de Defensa, James Mattis.

Antes de tomarle juramento a Mattis, a quien definió como un hombre de "acción total" además de elogiar ampliamente su carrera militar, Trump se reunió con el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Joseph Dunford y con otros miembros de la cúpula militar.

Con esta decidión, en su primera visita al Pentágono, la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (EI) y las opciones para intensificar la batalla contra el "terrorismo" en Oriente Medio. Los dos decretos cumplen con promesas reiteradas de la campaña electoral.

El objetivo del decreto sobre escrutinio y filtro de extranjeros pretende "mantener a los terroristas islámicos radicales fuera del país"

El objetivo del decreto sobre escrutinio y filtro de extranjeros pretende "mantener a los terroristas islámicos radicales fuera del país", para garantizar que "no se admita en el país la misma amenaza contra la que nuestros soldados luchan en el extranjero".

En una entrevista emitida anoche en Fox News, el presidente estadounidense aseguró que acabará con las "sucias ratas" del islamismo radical.

Trump reiteró, respecto a la lucha contra el extremismo islámico, que cree en el uso del "ahogamiento simulado" y se mostró favorable a su uso, porque está "un paso por debajo de la tortura", aunque reconoció que si su equipo su opone él seguirá ese consejo.

De hecho, hoy se allanó a la oposición del propio Mattis. "Él (el general James Mattis) ha dicho públicamente que no cree necesariamente en la tortura y la asfixia simulada ('waterboarding')", dijo Trump en una conferencia de prensa conjunta con la primera ministra británica, Theresa May, antes de ir al Pentágono.

En esta primera semana de mandato de Trump, Washington ha mantenido sin interrupciones las misiones de bombardeos contra posiciones del EI en Siria e Irak, así como las misiones de asesoría de las Fuerzas Armadas iraquíes sobre el terreno en sus avances hacia Mosul, parcialmente bajo control yihadista.

El decreto ya fue cuestionado extensamente, especialmente porque discriminaría a los musulmanes y la Constitución de los Estados Unidos prohíbe taxativamente hacer ese tipo de distinciones.