El ex militar carapintada, Juan José Gómez Centurión quedó en medio de la escena luego de abrir la foca y mostrar su lengua filosa tras negar el plan sistemático llevado adelante por la última dictadura cívico-militar. Es por ello que emitió un comunicado donde pidió disculpas en relación a las provocadoras declaraciones.

"Disculpas frente a declaraciones vertidas" en las que negó un plan sistemático para la desaparición de personas en la última dictadura militar y aclaró que esas fueron "opiniones de carácter absolutamente personal" , dice la escueta nota.

Luego de ser duramente criticado por todo el arco político, incluso desde su propio partido y desde los organismos de derechos humanos, el ex ex militar que participó de los alzamientos carapintadas de 1987 durante el gobierno de Raúl Alfonsín, pidió perdón pero no se arrepintió.

"Ofrezco una sincera disculpa a cualquier persona que pudiera haberse sentido ofendida por lo expresado o las interpretaciones derivadas de ellas"

"Frente a declaraciones vertidas por mi persona en un programa periodístico, debo aclarar: 'Ofrezco una sincera disculpa a cualquier persona que pudiera haberse sentido ofendida por lo expresado o las interpretaciones derivadas de ellas", agregó el comunicado.

Asimismo, en su intento por despegar al Gobierno de Mauricio Macri, intentó adjudicarse su opinión como propia sin que la actual administración tuviera algo que ver. 

"Estas opiniones son de carácter absolutamente personal y no implica en forma alguna la forma de pensar del Gobierno ni de su equipo como tal", añadió.

En un programa de televisión, Gómez Centurión negó la cifra de desaparecidos: "En términos históricos, no es lo mismo 8000 verdades contra 22.000 mentiras". Además, el funcionario negó que durante la dictadura haya existido "un plan sistemático para desaparecer personas ni un genocidio", y calificó a lo sucedido en la década del 70 con la represión ilegal como "una desgracia".