Un represor prófugo desde 2013 fue capturado adentro del baúl de un auto
Un represor prófugo desde 2013 fue capturado adentro del baúl de un auto

Jorge Antonio Olivera, un ex represor que se había fugado del Hospital Militar el 25 de julio de 2013, fue detenido esta tarde por la Policía Federal en la casa de su ex pareja, en San Isidro. Los efectivos encontraron a Olivera escondido dentro de un auto, en el garage de la vivienda.

Olivera se había escapado junto a Gustavo De Marchi, otro ex acusado por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura militar. Este último había sido detenido en Almagro en diciembre de 2015.

El juez Claudio Bonadio hizo lugar al pedido del fiscal Franco Picardo para allanar el lugar, donde fue encontrado. Olivera, ex teniente de Inteligencia, y De Marchi, ex teniente del Ejército, se fugaron cuando estaban bajo custodia del Servicio Penitenciario Federal (SPF). Hasta allí habían llegado desde San Juan para realizarse estudios médicos. 

El Tribunal Oral Federal de San Juan había condenado a Olivera a prisión perpetua y a De Marchi a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad.

Los familiares de Olivera tenían los teléfonos intervenidos y en una de las últimas conversaciones se detectó una charla en clave que podía sugerir que el represor estaría en la casa de su ex mujer. Ante esto, el fiscal Picardi, a cargo de la investigación, pidió el allanamiento del lugar.

Olivera, involucrado en el secuestro y desaparición de la modelo franco-argentina Marie Anne Erize Tisseau, ocurrida en octubre de 1976, recibió cadena perpetua: la Justicia lo consideró coautor responsable de violación de domicilio, privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos agravado por su estado de cargo público y asociación ilícita, entre otros cargos.