Los obreros de AGR-Clarín volvieron a reclamar, y esta vez le cambiaron el aspecto a la zona del Obelisco. Desde este mediodía, muchos transeúntes se acercaron para solidarizarse con el fondo de lucha y la campaña "No compre Clarín".

Además, turistas, peatones y automovilistas compraron pines y remeras para ayudar económicamente a los trabajadores, quienes hace más de 30 días que no perciben su salario. La empresa no pagó la última quincena, sin embargo, la planta funciona a pleno.



Una multitud apoyó las medidas que están llevando las familias de los gráficos, quienes ya cumplieron un mes de ocupación en la planta de Pompeya, en defensa de sus puestos de trabajo.

El monumento emblema de la ciudad de Buenos Aires albergó la jornada, que contará con un gran festival artístico solidario. Estas acciones son parte de las medidas que se realizan para visibilizar el conflicto y romper con la censura impuesta por Clarín, otros medios hegemónicos de información, y la complicidad del ministro de Trabajo, Jorge Triaca.

Tras la presentación de esta semana, cuando los trabajadores aparecieron en el programa televisivo de tinte oficialista de la señal América, Intratables, muchas personas se sumaron a dar su apoyo y a conversar con los gráficos en lucha.

Entre los documentos que repartieron en la jornada, se encuentra la llamada "Carta a los trabajadores y la CGT" donde reclaman la convocatoria a un paro nacional contra los despidos.